El PP acepta revertir la lucha contra la homofobia para presidir Madrid

Vox intensifica la pugna de la derecha al exigir un programa de Gobierno único firmado junto a PP y Cs

09.02.2020 | 17:13
Monasterio y Díaz Ayuso en un encuentro durante las negociaciones.

pamplona - La candidata de Vox a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, ha ofrecido a PP y Ciudadanos firmar "un programa único" de Gobierno donde ha pedido incluir determinadas exigencias polémicas, como suprimir las ayudas a los inmigrantes ilegales y derogar artículos de las leyes LTGBI. El documento de Vox, titulado Tres condiciones, tres principios, ya ha recibido respuesta por parte de PP y Cs, y mientras Isabel Díaz Ayuso está dispuesta a retocar las leyes contra la homofobia y la transfobia, Ignacio Aguado fue tajante al asegurar que "no habrá un Gobierno bajo esas condiciones. En rueda de prensa, Monasterio desgranó ayer el documento e instó a los otros partidos a incluir "al menos" los principios programáticos, que agrupó en tres ejes y que recogen las controvertidas medidas relacionadas con la inmigración y las políticas LGTBI, exigencias que también planteó para el pactar en Murcia.

En uno de los apartados del documento, denominado Cumplimiento de la legalidad, Vox reclama "suprimir las ayudas a los inmigrantes ilegales y a aquellas asociaciones que promuevan la inmigración ilegal". También exige identificar con la colaboración de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a "todos los inmigrantes que se encuentran en la Comunidad de forma ilegal, con especial atención a la identificación y repatriación de menas" (menores extranjeros no acompañados). Por otro lado, insta a requerir al país de origen el pago de la factura sanitaria de los inmigrantes ilegales.

Entre otras cuestiones, el partido de extrema derecha también pide derogar las sanciones incluidas en la Ley de Identidad y Expresión de Género e Igualdad Social y no Discriminación de la Comunidad de Madrid y de la de Protección Integral contra la LGTBIfobia y la Discriminación por Razón de Orientación Sexual en la Comunidad de Madrid. Reclama también "suprimir las subvenciones destinadas a financiar chiringuitos, entes públicos, sindicatos, patronales o empresas públicas que tengan carácter ideológico".

discrepancias Las propuestas de Vox, basadas en la derogación de un puñado de artículos para proteger de la violencia y la discriminación a las personas LGTBI y la retirada del derecho a la sanidad a los migrantes sin papeles, no han encontrado la misma aceptación en PP y en Cs.

La candidata conservadora, Isabel Díaz Ayuso, anticipó que está abierta a revisar dos normas que ella misma respaldó como diputada y que se aprobaron durante el mandato de Cristina Cifuentes: la ley de identidad y expresión de género y la ley contra la LGTBIfobia. "Todo lo que sea regresar es un grave error y no quiero hacerlo. Otra cosa es si consideran que dentro de la ley hay aspectos que se pueden mejorar, se puede tratar", concretó Díaz Ayuso, que hará valer su propio criterio en las negociaciones. Incluso si eso supone enmendar la plana a la gestión del anterior Gobierno del PP. "Aspiro a tener un gobierno a mi manera, no tengo que tomar por bueno lo que venía de otras legislaturas", aseveró. Esas leyes abrieron una grieta con el sector más conservador del grupo parlamentario y varios diputados se ausentaron de las votaciones para no romper la disciplina de voto.

Ciudadanos, sin embargo, escenificó una gran oposición al documento en un contexto de polémica interna por su acercamiento a Vox y puso la pelota sobre el tejado del PP, pese a que los tres partidos necesitan unirse para lograr una mayoría que permita la investidura de Díaz Ayuso. El candidato de Ciudadanos a la Comunidad, Ignacio Aguado, sostuvo que "no va a llegar a ningún tipo de acuerdo con aquellos partidos que quieran hacer retroceder a la Comunidad de Madrid", en alusión a Vox. "No habrá un Gobierno bajo esas condiciones. Mis principios y los de mi partido están por encima de un Gobierno", señaló en una escueta comparecencia sin preguntas ante la prensa.

Desde Más Madrid, su candidato para la Comunidad, Íñigo Errejón, invitó a Ciudadanos a sentarse a hablar con ellos y el PSOE para gobernar en la región, en vez de apoyar un Gobierno "del PP de la corrupción, de la mano de una formación retrógrada como Vox".

El presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, ve complicado llevar a cabo la propuesta de Vox de firmar un acuerdo de programa conjunto con Ciudadanos y el PP y reclamó encontrar un "punto de equilibrio" para las "cuestiones importantes".

Vox contempla mantener negociaciones con PP y Ciudadanos hasta el 2 de julio, por ser la fecha límite para proponer un candidato a la Presidencia regional, pero si el 11 de julio no hubiera un candidato para la investidura Monasterio dijo que tienen "todo el verano para seguir trabajando". - D.N.

los pactos

Vox también presiona en murcia

Investidura. Vox presentó ayer un documento en el que plantea sus exigencias para negociar con PP y Ciudadanos un posible pacto de investidura en la Región de Murcia y que incluye, entre otras medidas, la derogación de la Ley LGTBI aprobada en la Comunidad en 2016, la eliminación del centro para Menores Extranjeros No Acompañados (MENAS) de la pedanía murciana de Santa Cruz o la expulsión de todos los inmigrantes ilegales. En concreto, la formación liderada a nivel nacional por Santiago Abascal presenta este documento ante el acuerdo firmado por PP y Cs, para repartirse las consejerías.