Pablo Iglesias no ve "descartable" que el PSOE se apoye en la derecha

09.02.2020 | 17:25
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

MADRID. El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha señalado este viernes que es "lógico que el PSOE trabaje para una investidura con la derecha", e incluso no la ve "descartable", pero confía en que al final, cuando terminen esos intentos de "gobierno cómodo", habrá un acuerdo con Podemos porque considera que Pedro Sánchez no cometerá "la irresponsabilidad" de repetir las elecciones por culpa de la "obsesión absurda y fuera de época" de querer un gobierno único.

En su intervención durante la reunión con la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de Pensiones, celebrada en el Congreso de los Diputados, Iglesias ha explicado que llegados a ese punto, los socialistas tendrán que reconocer que lo más sensato es "un acuerdo integral de gobierno con políticas progresistas y con equipos de gobierno mixtos, plurales y progresistas". Añade que no cree que Sánchez "obligue a los españoles" a ir a unos nuevos comicios.

De esta forma, vuelve a utilizar una intervención en el Congreso para fijar posiciones en la negociación para la investidura de Sánchez, y pide "calma" porque entiende que el PSOE trabaje estas semanas para sacar adelante el pleno de investidura con la derecha. "No nos tiene que sorprender, es lógico que busquen no depender sólo de nosotros, no estar atados a políticas progresistas y poder hacer lo que históricamente han podido hacer otros veces", ha añadido.

Así, cree que el objetivo del PSOE es lograr un gobierno de partido único de manera que las grandes decisiones económicas, por ejemplo en materia de pensiones, pueda pactarlas con la derecha. El líder 'morado' cree que ese acuerdo con la derecha no es descartable todavía porque, de lo contrario, no se entenderían campañas como la que han realizado sobre Ciudadanos, "elogiando a los disidentes", o no tendría sentido que el líder del PP, Pablo Casado, y el líder del PSOE, Pedro Sánchez, estuvieran hablando durante dos horas en su última reunión.

CON PODEMOS, "LO MÁS SENSATO".

No obstante, el líder 'morado' ha incidido en que una vez terminen esos intentos del PSOE de asegurar un "gobierno cómodo que no esté comprometido necesariamente con las políticas de izquierda", tendrán que reconocer que "lo más sensato" es ese acuerdo de gobierno con Unidas Podemos.

Antes de llegar a esto, el secretario general de Podemos advierte de que habrá muchas presiones y semanas difíciles porque desde el PSOE "intentarán hasta el final que la derecha les dé la investidura". "Pero si no sale, tendrán que negociar con nosotros lo que es mejor para España, que es un gobierno estable con base parlamentaria más amplia y plural, como garantía de que las políticas que no se han hecho en el pasado se van a hacer", ha indicado.

Con esta declaración, Iglesias ahonda en el mensaje que lanzó el miércoles tras la reunión con Sánchez, en la que afirmó que la coalición estaba más cerca de lo que podía parecer. Esa vez dijo que no le importaría tener que esperar dos meses y medio para volver a sentarse a negociar con el PSOE. Hoy ha pedido "calma" porque tras el intento de pacto con la derecha, el PSOE tendrá que negociar de nuevo con ellos.

"EL PROBLEMA SE LLAMA IBEX 35".

A la reunión con la coordinadora ha asistido también el secretario de Sociedad Civil de Podemos, Rafa Mayoral, quien ha señalado al término que Sánchez debe trabajar por su investidura, y ha dicho no entender la decisión del PSOE de defender una postura durante la campaña electoral y otra distinta tras las elecciones. En este sentido ha recordado que hubo varias declaraciones de dirigentes socialistas en las que aseguraban que no tendrían problema a la hora de incluir a miembros de Podemos en el Ejecutivo.

Para Mayoral, el principal problema para un gobierno de coalición entre ambas formaciones tiene nombre y es Ibex 35. A este "problema" suma las empresas concesionarias de servicios públicos privatizados, las empresa energéticas y los fondos buitre. "Esos son los principales adversarios que existen para que podamos conformar un gobierno que tome en serio las necesidades de la población", ha añadido.

Así, Podemos vuelve a mirar a los poderes económicos para acusarles de tener una "clara determinación" para impedir que la formación entre en el Ejecutivo. "Intentan devaluar nuestros 3,7 millones de votos", ha dicho.