El ‘Open Arms’ vuelve al Mediterráneo amenazado por Salvini

El ministro Interior asegura que si los efectivos de la ONG española atracan en sus costas, serán detenidos

09.02.2020 | 17:55

pamplona - Tras seis meses bloqueados por la prohibición de salir a aguas internacionales para operaciones de rescate, el Open Arms se dirige ya a la ruta más mortífera para los migrantes: el Mediterráneo central. Lo hace bajo la amenaza del ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, que aseguró ayer que los efectivos de rescate de la ONG podrían correr la misma suerte que la capitana del barco Sea Watch 3 Carola Rackete.

La amenaza se hará realidad si deciden atracar por la fuerza en el puerto de Lampedusa, como hizo Rackete, que fue detenida y podría ser deportada de inmediato bajo la prohibición de entrar en territorio italiano durante los próximos cinco años. "Hay otros barcos de otras dos ONG, una alemana y una española, que navegan hacia el Mediterráneo. Más vale que no se acerquen a Italia o de lo contrario les espera el mismo trato", aseguró Salvini en comentarios en Facebook y recogidos por el diario La Repubblica.

El otro barco al que se refería Salvini es el Alan Kurdi, el buque de salvamento marítimo de la ONG alemana Sea Eye, que el pasado mes de abril consiguió desembarcar a más de 60 inmigrantes en Malta tras una semana aislado en el mar sin puerto seguro al que llegar.

apoyo a rackete el fundador de la ONG Óscar Camps, que se dirige a Sicilia (Italia) para embarcar en el Open Arms, asumir toda la responsabilidad y proteger al capitán en el caso de que ocurra lo mismo que lo sucedido con Carola Rackete. "Yo también lo hubiera hecho. Cualquier ser humano, no político, lo hubiera hecho. Cualquiera", afirmó con seguridad Camps al ser preguntado si habría tomado la decisión de Rackete de entrar por la fuerza en el puerto.

Camps ha dado ya órdenes para eximir de responsabilidades al capitán y ser él quien responda ante las autoridades. "Como me dijo mi madre antes de partir: 'De la cárcel se sale, del fondo del mar no", señaló. - D.N.