PODEMOS eleva la presión e insiste en un gobierno bicolor

Pedro Sánchez anuncia hoy a Batet la fecha de su investidura, que puede ser el 16 o 23 de julio

Los socios catalanes de Iglesias no descartan votar en contra de socialistas

09.02.2020 | 18:10
Pablo Casado y José María Aznar, en su encuentro de ayer.

PAMPLONa - Unidas Podemos continúa ejerciendo presión sobre Pedro Sánchez e insiste en la formación de un Gobierno bicolor en el que exige ministros de su formación. Noelia Vera, portavoz del grupo morado, reiteró ayer que su "equipo está listo" a la espera de que el presidente en funciones les haga una "propuesta formal", dejando ver su hartazgo ante la falta de ideas de Sánchez.

En este tira y afloja que mantienen PSOE y Unidas Podemos, Vera explicó que su formación espera una propuesta "formal, clara y detallada, de programa, de equipo y de gobierno" que se materialice para empezar a trabajar "lo antes posible" y se inicie la actividad parlamentaria. Vera insistió una vez más en la necesidad de formar junto al PSOE "un gobierno de coalición, compartido y naturalizado" en función de los resultados del 28 de abril. Unidas Podemos se mostró dispuesta a escuchar y aseguró que pondrá por delante "la pretensión de llegar a acuerdos". Una crítica clara a lo que llaman una parálisis institucional de los socialistas ante la formación de Gobierno.

Asimismo, y tras mostrar su postura de espera al momento en que Sánchez desee mirar hacia un pacto progresista, criticó la insistencia de los socialistas de explorar otras posibilidades e intentar lograr la abstención de distintas fuerzas políticas. "Que cada uno haga lo que crea oportuno, pero este país tiene muchos problemas y estamos obligados a llegar a un acuerdo sin escaparates y sin ruido mediático". Los socios catalanes de Podemos, En Comú Podem, van algo más lejos en la presión a Sánchez que ven una irresponsabilidad que el líder del PSOE se presente a una investidura sin haber llegado a un acuerdo previo.

Desde Bruselas, Pedro Sánchez mantiene su intención de presentarse a la investidura y obligar al resto de partidos a "retratarse" si están con él y facilitan su designación o abocan a una repetición de elecciones. Hoy pone en marcha la cuenta atrás para formar Gobierno y lo hará por teléfono. Llamará a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, para comunicarle la fecha que ha elegido, podría ser el 16 o el 23 de julio, para que se celebre una sesión que aún carece de los apoyos necesarios. Hasta la fecha, sólo tiene asegurado el del diputado del PRC, el cántabro José María Mazón. Ni el PNV, ni ERC, ni JxCat, por citar tres grupos nacionalistas o independentistas, han desvelado cuál será su voto, aunque los partidos catalanes o han apostado por la abstención o no la descartan. El presidente del PDeCat, David Bonheví, ha reclamado una misma posición en el espacio neoconvergente, que ocupa también JxCat. La portavoz de Esquerra, Marta Vilalta, ha reprochado a Sánchez la "irresponsabilidad" de no estar negociando.

teorías Como no podía ser de otra manera y manteniendo el carácter casi belicista de Ciudadanos contra el PSOE, el partido de Albert Rivera aseguró que el candidato socialista por encargo del rey está haciendo "teatrillo o teatro del malo" porque los pactos con Unidas Podemos y con las organizaciones nacionalistas se encuentran muy avanzados, por no decir ultimados.

Ciudadanos mantiene su rechazo a la investidura de Sánchez. Obviando las posibles elecciones que deberán realizarse si no se llega a un acuerdo también se encuentran los aliados de la formación naranja, PP y Vox, que mantienen su negativa al presidente en funciones, que continúa en Bruselas su lucha por mantenerse en el poder y gobernar en solitario. - D.N.