La Diputación de Barcelona agrieta la unidad independentista

ERC critíca la decisión de JxCat de dar el mando del organismo público a la socialista Nùria Marín

09.02.2020 | 19:35
Nùria Marín, durante el acto en que recibió el bastón de mando.

barcelona - JxCat consumó ayer el pacto con el PSC y facilitó la elección de la alcaldesa socialista de L'Hospitalet, Nùria Marín, como presidenta de la Diputación de Barcelona, lo que pone en jaque su relación con ERC, que ya ha avisado de que esto supone "un antes y un después".

Marín, alcaldesa de la segunda ciudad de Catalunya desde 2008 y número dos del PSC, logró la vara de la Diputación de Barcelona gracias a los votos de JxCat, en un pleno constitutivo más movido de lo habitual por las protestas de un centenar de independentistas en el exterior, convocados por la ANC, que reclamaban a los postconvergentes que rompieran su acuerdo con los socialistas en favor de ERC. Ni la presión de las entidades, ni las diversas reuniones a todos los niveles entre ERC y Jxcat en las últimos horas hicieron cambiar de opinión al espacio postconvergente, que mantuvo el pacto que el viernes firmaron el presidente del PDeCAT, David Bonvehí, y el secretario de organización del PSC, Salvador Illa.

La portavoz de ERC, Marta Vilalta, alertó que lo ocurrido en la sede de la Diputación supone un "antes y un después". Aseguró que JxCat se ha equivocado con la decisión en la Diputación de Barcelona, que es la tercera institución de Catalunya. La portavoz exigió a JxCat que diese explicaciones de por qué ha escogido al PSC cuando podría haber optado por ERC y votar a su aspirante a la presidencia de la Diputación, Dionís Guiteras.

Como todos los grupos presentaron a sus respectivos candidatos a la presidencia salvo JxCat (7 diputados) y Tots per Terrassa (1), los postconvergentes eran los únicos que podían decantar la balanza hacía Marín o Guiteras, ya que ERC y PSC tienen los mismos diputados, 16 cada uno.

Sin sorpresas, Marín se proclamó presidenta por mayoría simple en segunda votación, ya que ERC, comunes, Ciudadanos y PPC han votado a sus propios candidatos, y la diputada provincial de Tot per Terrassa, Lluïsa Malgares, optó por el candidato republicano. En su discurso institucional tras su proclamación, Marín apeló al diálogo para resolver los conflictos en los "tiempos difíciles que vivimos", y ha llamado a los grupos a trabajar "juntos en lo que nos une", que es el espacio municipalista.

protestas El pleno estuvo acompañado por manifestantes, convocados por la Asamblea Nacional Catalana (ANC), que pitaron a todas las personas que entraban en el edificio de la Diputación, aunque las mayores críticas se las han llevado los que lucían un lazo amarillo, sin discriminar si eran de JxCat o ERC. - Efe