en Canfranc

La Guardia Civil expedienta al grupo Adebán por una canción de hace décadas sobre la monarquía

La canción dice en su estribillo "arriba, abajo, mandaremos al rey al carajo; abajo, arriba, no queremos a la monarquía"

09.02.2020 | 20:09
Actuación de Adebán en el acto por la reapertura del Canfranc.
Actuación de Adebán en el acto por la reapertura del Canfranc

La canción dice en su estribillo "arriba, abajo, mandaremos al rey al carajo"

ZARAGOZA. En declaraciones a Europa Press, el cantante del grupo, Jesús Escartín, ha explicado que este domingo acudieron a Canfranc invitados por la Coordinadora para la reapertura del ferrocarril Canfranc-Olorón (Crefco) y amenizaron la llegada de viajeros del 'canfranero' a la Estación para, después, actuar desde el escenario.

"Cantamos unas cuantas canciones, después hubo intervenciones políticas y, a continuación, retomamos el concierto", ha relatado. "Desde el principio hubo gente que nos pidió cantar esta canción, pero llevábamos otra idea y seguimos con lo establecido" para este recital.

No obstante, cuando quedaba solo un grupo de unas 25 personas y ya se habían iniciado otras actividades programadas en esta jornada, "nos pidieron de nuevo esta canción contra el rey que hemos cantado en mil sitios y nunca ha pasado nada".

El grupo interpretó el tema y, cuando ya estaba recogiendo sus instrumentos, "apareció el sargento de la Guardia Civil pidiendo que nos identificáramos". "Nos dijo que atentábamos contra la democracia y la monarquía y que no tendríamos que haber cantado esa canción, porque eso era un acto de reivindicación de la reapertura --del Canfranc-- y no un acto para cantar esta canción", ha recordado Escartín.

En ese mismo concierto, Adebán había interpretado otros temas contra los desahucios, la privatización de la sanidad o en defensa de unas pensiones dignas. "Estábamos cantando en la puerta de la estación y al otro lado del río Aragón había dos coches de la Guardia Civil durante todo el acto, pensamos que era por una cuestión rutinaria de seguridad", pero luego vivieron este incidente.

UNA DEMOCRACIA "LIGHT"

Escartín ha manifestado que, tras ser identificados, desconocen "el recorrido o la intención de esto" o si se iniciará algún tipo de procedimiento, aunque "intención de seguir con algo al parecer sí que había".

"En este país la monarquía ya sabemos que es intocable, pero en nuestras canciones no insultamos, solo criticamos o apoyamos causas. Somos bastante respetuosos con las palabras, aunque vamos a la raíz de los problemas", ha sostenido.

En todo caso, ha insistido en que "nunca había ocurrido nada" al interpretar esta canción. "Alguna vez cuando éramos un dúo en los años 70, durante la Transición, cuando no estaban claras las libertades, sí que hemos salido corriendo del escenario o hemos tenido que suspender algún concierto, pero cuarenta años después nunca había vuelto a ocurrir" nada parecido.

Escartín ha confiado en que todo quede en una anécdota, aunque "no me fío, porque últimamente van contra los artistas y los titiriteros", ha lamentado, para advertir de que "hay que recordarle estas cosas a la gente joven, porque tenemos una democracia light".

La canción, titulada 'Arriba, abajo', dice en su estribillo "arriba, abajo, mandaremos al rey al carajo; abajo, arriba, no queremos a la monarquía. Que sí, que no, que tenemos un rey de rebote, que no, que sí, que mantenemos los dos aunque abdique" e incluye referencias también a Iñaki Urdangarín, Pilar de Borbón y Froilán de Marichalar y Borbón.

APOYO AL GRUPO

Tras este incidente, distintos partidos y colectivos han expresado su apoyo al grupo Adebán, entre ellos Izquierda Unida Aragón. Su coordinador general, Alvaro Sanz, ha tildado lo ocurrido como un "nuevo episodio de represión y ataque a la libertad de expresión amparado, por desgracia, por la Ley Mordaza" que, de nuevo, ha instado a reformar.

También la Asociación aragonesa Movimiento hacia un Estado Laico (MHUEL) ha manifestado su respaldo al grupo y su "malestar y preocupación" por este episodio de "exceso de celo e, incluso, de abuso de autoridad, conculcando los derechos fundamentales de libertad de expresión recogidos en la Constitución".

Asimismo, la Plataforma de Asociaciones Memorialistas de Aragón ha dicho tajante que "en democracia esto no es de recibo" y ha advertido de que "somos ciudadanos, no súbditos", por lo que "exigimos se nos trate como a tales. Nos gustaría ver tanta diligencia en la provisión de medios para cumplir la Ley de Memoria Democrática", han apuntado, para trasladar su apoyo a Adebán y su "activa repulsa a lo sucedido".