Podemos asegura que 'apenas hay avances' en la oferta del PSOE y enfría las expectativas de acuerdo

PSOE y UP retoman el diálogo al borde de la repetición electoral - Sánchez 'mejorará la oferta en competencias y ministerios' que dirijan miembros de Unidas Podemos

09.02.2020 | 21:11
La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo.

PSOE y Podemos retoman la negociación al borde de la repetición electoral - El candidato socialista mejorará la oferta en competencias y ministerios que dirijan desde UP

MADRID. La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y el secretario de Acción de Gobierno e Institucional de Podemos, Pablo Echenique, se encuentran reunidos en el marco de las negociaciones contrarreloj para pactar un gobierno de coalición que facilite mañana la investidura del candidato Pedro Sánchez.

Podemos ha pedido "prudencia" y "no levantar las expectativas" ante la posibilidad de un acuerdo, porque, según la formación morada, "no está habiendo apenas avances en las propuestas que hace el PSOE".

Así han reaccionado en Podemos tras conocer la nueva oferta que le ha hecho el PSOE en la reunión que mantienen la vicepresidenta Carmen Calvo y el secretario de Acción de Gobierno y de Acción Institucional de la formación morada, Pablo Echenique.

No obstante, desde esta formación no han revelado en qué consiste la propuesta que les han trasladado los socialistas.

El partido de Pablo Iglesias reclama puestos con competencias desde los que pueda desarrollar las políticas que considera prioritarias como ecologismo, política fiscal, ciencia, igualdad y política de empleo.

El PSOE ha decidido aplazar la reunión de su Ejecutiva a mañana, jueves, antes de la segunda votación para la investidura de la candidatura de Pedro Sánchez, han confirmado fuentes socialistas a Europa Press.

La cita tendrá lugar en medio de las negociaciones abiertas con Unidas Podemos y poco antes de la votación decisiva del jueves en el Congreso. Sánchez necesitaría obtener la mayoría simple de la Cámara para ser elegido jefe del Ejecutivo.

El responsable del Comité Negociador de Pactos y diputado de Podemos, Pablo Echenique, y la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, han hablado tras la sesión de investidura fallida de Pedro Sánchez para cerrar una nueva reunión y retomar las negociaciones.

El secretario de Acción de Gobierno de Podemos trasladó a la vicepresidenta la disposición de la formación morada a mantener una nueva reunión "sin demora" y ha emplazado al PSOE a presentar una nueva propuesta para desencallar la situación.

De cara a la reunión de este miércoles, fuentes del partido liderado por Pablo Iglesias han concretado a Europa Press que esperan un "paso sincero" del PSOE con una propuesta "realista y razonablemente proporcional al reparto de competencias de los ministerios actuales".

En la línea con lo demandado anteriormente, desde Unidas Podemos se han reafirmado en la petición de que la formación morada ocupe carteras dentro de este gobierno de coalición en las que pueda desarrollar políticas sociales.

En concreto, según las mismas fuentes, entre sus prioridades figurarían las competencias en ecologismo, política fiscal, ciencia, igualdad y política de empleo para impulsar medias como otra subida del SMI, la bajada de la factura de la luz, responder a la emergencia climática, los permisos iguales e intransferibles, justicia fiscal, o la educación de 0 a 3 años.

La vicepresidenta ya había anunciado su intención de ponerse en contacto con Podemos para volver a reunirse. En un mensaje a última hora de la tarde, Calvo ha subrayado que el PSOE "nunca" haría propuestas a Podemos que puedan ser calificadas de "florero". "Nuestras políticas son progresistas y feministas", ha aclarado en un mensaje en Twitter.

La intención del PSOE es seguir negociando para intentar alcanzar un acuerdo antes de la segunda votación sobre la investidura de Pedro Sánchez que tendrá lugar el jueves. Los socialistas esperan que a partir de ahora en esas conversaciones prime la "racionalidad" para facilitar la consecución de un pacto.

Según han informado fuentes socialistas, los de Sánchez son conscientes de que, una vez que el Congreso ha rechazado investir a Sánchez en primera votación --de hecho sólo ha recabado el apoyo extra del diputado del PRC--, les toca a ellos tomar la iniciativa para buscar un mayor respaldo en el segundo intento.

Este lunes, antes del arranque del debate de investidura mantuvieron otro encuentro en el Congreso Calvo y Echenique, pero resultó infructuoso. Tanto que después el propio Pablo Iglesias avisó a Sánchez desde la tribuna de que Podemos no se iba a dejar "pisotear" ni "humillar" y le retara a explicar al resto del hemiciclo la oferta que estaban haciendo a su formación para ocupar puestos meramente "decorativos".

En el PSOE consideran que hasta ahora en las negociaciones todo ha sido "muy emocional" y debe empezar a primar la "racionalidad" para lograr un acuerdo antes de que el jueves a partir de las 14:25 horas el Pleno del Congreso vote por segunda vez la investidura de Sánchez. En esa segunda votación, el candidato debe obtener más síes que noes para ser investido.

El contenido de la nueva propuesta aún no se conoce, pero fuentes consultadas recuerdan que Iglesias se quejó en el Congreso de la falta de competencias en numerosas áreas, así como en la Vicepresidencia y en los ministerios que se les habían propuesto: Vivienda y Juventud. En dar mas autonomía y poder efectivo en este áreas a los dirigentes de Podemos que las ocupen podría consistir la nueva oferta del PSOE e, incluso, no se descarta ofrecer algún ministerio más como solicita el partido morado.

48 horas decisivas con el fracaso de Pedro Sánchez en la primera votación de la investidura, comenzaron las 48 horas decisivas en las que Unidas Podemos y el PSOE no tendrán más remedio que negociar contra reloj si quieren formar un gobierno de coalición. Han pasado casi tres meses desde las elecciones pero el movimiento real comienza ahora, cuando se espera que tanto los socialistas como Unidas Podemos den pasos para un acuerdo que, según esta formación, no está tan lejos como ha dejado entrever la bronca parlamentaria.

De hecho, solo unas horas después del Pleno de investidura en el que Unidas Podemos se decantó por abstenerse como un gesto de buena voluntad, el PSOE anunció que trasladará una "nueva oferta" a la coalición de Pablo Iglesias. La vicepresidenta, Carmen Calvo, llamó a Pablo Echenique con el objetivo de "sentarse" y buscar un entendimiento.

"Quedan 48 horas. Es muy poco, pero lo que hace falta también es muy poco", aseguraban fuentes de la formación de Pablo Iglesias que esperan que en las próximas horas se produzcan los movimientos que no ha habido en los últimos meses.

Porque hasta que el viernes Pablo Iglesias anunció que renunciaba a ser ministro, los contactos entre los socialistas y Unidas Podemos se reducían a cinco reuniones, una llamada oficial de Sánchez y contactos informales que no habían permitido avanzar.

El presidente movió ficha y aceptó ministros de Podemos, pero la oferta que presentó antes de la primera votación de investidura era "insuficiente", ya que según denunció la formación de Iglesias consistía en convertir en ministerios algunas secretarías de Estado y no ceder ni una sola de las carteras actuales. También puso sobre la mesa una vicepresidencia -que el PSOE planea dar a la portavoz parlamentaria, Irene Montero- que la formación morada asegura que estaba vacía de competencias y que únicamente iba a consistir para "representar al Gobierno en actos".

El PSOE les había ofrecido un Ministerio de Vivienda -desglosado de Fomento y sin competencias- y otro de Infancia, lo que llevó al líder del partido a retar al presidente a decir públicamente en qué consistía su oferta de convertir a Podemos en "mero decorado". Con el anuncio de que habrá una nueva oferta por parte del PSOE en Podemos prefieren olvidar esa etapa anterior y confían en que al final Sánchez asuma que si quiere ser presidente tendrá que liderar una coalición. En la línea con lo demandado anteriormente, desde Unidas Podemos se reafirmaron en la petición de que la formación morada ocupe carteras dentro de este gobierno de coalición en las que pueda desarrollar políticas sociales.

Entre sus prioridades figurarían las competencias en ecologismo, política fiscal, ciencia, igualdad y política de empleo para impulsar medias como otra subida del SMI, la bajada de la factura de la luz, responder a la emergencia climática, los permisos iguales e intransferibles, justicia fiscal, o la educación de 0 a 3 años.

En el PSOE consideran que hasta ahora en las negociaciones todo ha sido "muy emocional" y debe empezar a primar la "racionalidad" para lograr un acuerdo antes de que mañana a partir de las 14.25 horas el Pleno del Congreso vote por segunda vez la investidura de Sánchez.