La sesión para la investidura de Chivite será el 1 y 2 de agosto

Hualde celebra la segunda ronda de consultas tras el acuerdo que formalizaron PSN, Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra

09.02.2020 | 21:57
La candidata a la presidencia del Gobierno de Navarra, María Chivite (PSN), y el portavoz socialista Ramón Alzórriz.

PAMPLONA. El Parlamento de Navarra ha fijado para el jueves y viernes de esta semana el debate de investidura de la candidata del PSN, María Chivite, como presidenta del Gobierno foral, tras la ronda de consultas que ha realizado este lunes con todos los grupos el presidente del Parlamento, Unai Hualde.Hualde ha propuesto a Chivite como candidata tras haber recibido su aceptación y haber escuchado a los grupos de la Cámara en la ronda de consultas desarrollada a lo largo de esta mañana. A la conclusión de dicha ronda, el presidente de la Cámara ha convocado una sesión de la Mesa y la Junta de Portavoces a fin de elevar la candidatura de la socialista a la Presidencia de Navarra "tras constatar que cuenta con el apoyo necesario para ser investida presidenta".

Unai Hualde ha celebrado esta ronda de consultas tras el acuerdo que formalizaron el pasado viernes PSN, Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra, formaciones que suman 23 escaños, a tres de la mayoría absoluta, por lo que es necesaria la abstención de EH Bildu. La formación abertzale se ha mostrado partidaria de "posibilitar" este Gobierno, aunque lo decidirá su militancia en una consulta este martes.La sesión de investidura comenzará el jueves, 1 de agosto, a las 12 horas, con la intervención de María Chivite, que expondrá sin limitación de tiempo el programa político del Gobierno que pretenda formar y solicitará la confianza de la Cámara. Una vez concluya, el presidente decretará la interrupción de la sesión, previéndose un receso entre las 13.30 y las 15 horas.Una vez reanudada la sesión, intervendrá un representante de cada grupo parlamentario, en atención al número de miembros en orden de mayor a menor, por un espacio de tiempo de treinta minutos. La candidata propuesta podrá hacer uso de la palabra cuantas veces lo solicite.

Si responde individualmente a uno de los intervinientes, éste tendrá derecho de réplica, del mismo modo que si la respuesta de la candidata la realiza de forma global a los representantes de los grupos parlamentarios, éstos también tendrán derecho de réplica. La duración del turno de réplica lo establecerá el presidente del Parlamento.La votación, secreta por papeletas, se llevará a efecto a la hora fijada por Hualde, a las 20.30 horas. Si la candidata propuesta obtiene el voto de la mayoría absoluta de los miembros del Parlamento se entenderá otorgada la confianza. De no obtenerse dicha mayoría, se procederá a una segunda votación 24 horas después de la anterior y la confianza se entenderá otorgada si obtiene la mayoría simple de los miembros de la Cámara, por lo que, con el apoyo de PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E, y la abstención de EH Bildu, María Chivite, sería investida presidenta.En declaraciones a los medios de comunicación, Unai Hualde ha mostrado su "satisfacción" por "haber asistido en los últimos días a abrir la posibilidad de tener una legislatura en la que diferentes fuerzas políticas plurales demuestran que son capaces de debatir, y ponerse de acuerdo frente a otras experiencias que hemos visto en el Estado". "La ciudadanía merece que los representantes políticos actúen con responsabilidad y cultiven la cultura del acuerdo", ha manifestado.Sobre cuándo se produciría la toma de posesión de Chivite como presidenta, Hualde no ha querido adelantar una fecha concreta si bien ha comentado que "vemos primeros de la semana que viene".En este sentido, el portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha comentado a los periodistas que es una "indecencia que Pedro Sánchez pida sentido de Estado y pacte con Bildu en Navarra cuando lo podía haber hecho con los que siempre han defendido la libertad y la democracia.

Desgraciadamente ha elegido a los amigos de los asesinos de ETA".De esta manera, ha precisado, Sánchez "ha cruzado la línea de la indignidad, se ha convertido en el socio de Arnaldo Otegi", "algo gravísimo que marca un antes y un después en la política española y navarra".Por eso ha subrayado que, "si Chivite es presidenta, lo va a ser gracias a Bildu porque quiere", "algo inadmisible" y que deja a Navarra Suma como "la única voz de los navarros que no quieren nacionalismo y que no son nacionalistas después de que el PSN se haya "echado en sus brazos".Por su parte, el socialista Ramón Alzórriz ha indicado que tras los acuerdos de programa y estructura de gobierno y el apoyo del 90% de sus bases en la consulta efectuada ayer están "en disposición de ir a la investidura".Y ha asegurado que sus interlocutores "prioritarios" en esta legislatura serán sus "socios de gobierno" y luego, "cualquier cuestión en la que no se llegue a la mayoría necesaria, habrá que llevarla al Parlamento" donde EH Bildu y Navarra Suma podrán "influir".

Tras subrayar que tienen "el respaldo del conjunto del partido" porque "saben que en el PSN somos de fiar, defendemos el estatus de Navarra y damos prevalencia a las políticas sociales", Alzórriz ha acusado a los líderes de la derecha de practicar "una política de conflicto" y de intentar "fracturar" y "socavar la mayoría social que respalda este futuro gobierno"Desde Geroa Bai, Koldo Martínez, ha apuntado que una vez acorados programa y gobierno darán su apoyo a María Chivite convencidos de que un gabinete "plural y de progreso" será positivo para Navarra.

EL CALENDARIO

Lunes, 29 de julio. La Mesa y Junta del Parlamento habilitará hoy el mes de agosto para la investidura. El presidente del Parlamento, Unai Hualde, realizará la ronda de consultas con los portavoces de los partidos. Una vez constatado el juego de mayorías nombrará a María Chivite candidata a la presidencia del Gobierno y convocará el pleno de investidura con un plazo no menor de tres días.

Martes, 30 de julio. EH Bildu llevará a cabo la consulta a sus bases, presencial y telemática, que deberán optar entre la abstención y el voto en contra. Podemos anunciará el resultado de su consulta. Entre las tres opciones posibles no se incluye el voto en contra, por lo que la decisión no condicionará la investidura.

Miércoles, 31 de julio. EH Bildu hará público el resultado de su consulta. Si vence la abstención, habrá vía libre para el nuevo Gobierno. Si gana el no, Chivite irá a una investidura fallida.

Jueves, 1 de agosto. Pleno de investidura a partir de las 12 horas en el que Chivite defenderá su programa de Gobierno. Tras el debate, ya por la tarde, se llevará a cabo la votación. No logrará la mayoría absoluta.

Viernes, 2 de agosto. 24 horas después de la primera votación se procederá a la segunda. Esta vez será suficiente la mayoría simple. Si EH Bildu opta finalmente por la abstención, María Chivite será elegida presidenta del Gobierno.

Sábado, 3 de agosto. Si la investidura ha sido positiva, el rey y el presidente del Gobierno central firmarán los reales decretos con el cese de la presidenta saliente y el nombramiento de la entrante.

Domingo, 4 de agosto. Se publican en el BOE y en BON los decretos reales. María Chivite tiene 10 días para hacer efectiva la toma de posición, pero es posible que ese mismo día se celebre el acto protocolario en el Parlamento.

Lunes, 5 de agosto. Un día después de la toma de posesión de la nueva presidenta se publica en el BON el decreto foral con los nombramientos de los nuevos consejeros y consejeras. Si Chivite toma posesión el domingo, el nuevo Gobierno lo hará el lunes que viene. El Ejecutivo estaría ya en marcha.