Sánchez se reunirá con colectivos sociales para convencer a Podemos de un acuerdo programático

09.02.2020 | 22:15
Sánchez e Iglesias, durante uno de sus encuentros.

MADRID.- La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, que el presidente en funciones, Pedro Sánchez, mantendrá contactos "discretos" con los líderes del resto de formaciones en los próximos días.

"Los estará llamando o los llamará, los contactos serán discretos que no tengan una publicidad que impida poder profundizar en las cuestiones", ha asegurado Montero, reiterando que el presidente "no tira la toalla" y lo "último" en lo que piensa el PSOE es en la repetición electoral.

Sobre la posibilidad de otra investidura, Montero ha señalado que ahora toca dilucidar si el Rey encarga otra investidura sin que haya apoyos a Sánchez. "En la ronda los partidos tendrán que expresar si su posición ha variado y el Rey dirá si se hace el encargo a Sánchez", ha admitido, recalcando que por el momento no ha habido cambio de los partidos.

Igualmente, la dirigente del PSOE ha respondido a las palabras del líder de Podemos, Pablo Iglesias, que aseguró que Sánchez no tiene proyecto de país y le acusó de ser reacio a subir el salario mínimo.

La titular de Hacienda ha señalado que estas declaraciones son "ofensivas" y "desafortunadas" y entiende que estos comentarios no invitan al diálogo ni a sentarse en la mesa.

"No se sostienen esas declaraciones, quiero pensar que son fruto de un enfado o de su visión, pero en todo caso no tenga esa idea del PSOE", ha recalcado, y se ha preguntado porque quiere pactar Podemos con los socialistas si tiene esa visión.

NUEVA PROPUESTA PROGRAMÁTICA Y NO DE COALICIÓN

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, iniciará a partir de este jueves contactos con representantes de asociaciones y colectivos para elaborar una "propuesta abierta" que presentará a Unidas Podemos para buscar un acuerdo programático, y no de coalición, entre ambos partidos.

Seis días después de su investidura fallida por no prosperar la coalición con Podemos, Sánchez ha explicado en una carta a la militancia del PSOE su compromiso de intentar la formación de Gobierno y asegura que impedir la repetición electoral es una "prioridad absoluta" para él."No vamos a tirar la toalla y en ese camino me implicaré personalmente y de forma decidida durante las próximas semanas por convicción y por responsabilidad", señala el líder socialista en esta carta en la que apuesta por un acuerdo que siga el modelo de Portugal o Dinamarca.

En ambos países, recuerda, gobiernan los partidos socialdemócratas como fuerzas más votadas, pero con el apoyo "externo" de fuerzas progresistas que garantizan no solo la estabilidad política sino también el cumplimiento de un programa de gobierno consensuado desde la izquierda.

A lo largo de dos folios y medio de carta da Sánchez todo tipo de explicaciones a la militancia, empezando por las ofertas que fue dando a Podemos y las razones por las que, en su opinión, no salió adelante el acuerdo con la formación que lidera Pablo Iglesias.

Sánchez lamenta que todas las fórmulas fueron rechazadas por Unidas Podemos con diversos argumentos y "sin tener en cuenta" que los socialistas estaban "planteando una oferta sin precedentes en nuestra historia reciente"."A pesar de todo, el Gobierno progresista puede salir adelante", recalca Pedro Sánchez, quien insiste en que es posible el acuerdo para evitar una nueva convocatoria electoral.

Por eso anuncia que desde mañana mismo empezará a reunirse con diferentes colectivos para que puedan colaborar en la creación de "un espacio común para alcanzar un Gobierno progresista".

En los próximos días, añade, elaborarán una propuesta abierta de acuerdo con ese "espacio común" que presentarán a Podemos para "alcanzar un acuerdo de carácter programático vinculado con la sociedad civil".

Pedro Sánchez subraya en la carta su convencimiento de que la fórmula que propone -a la portuguesa o danesa- es "útil" para abordar los retos que tiene por delante el país y es "la mejor alternativa al bloqueo en el que otros actores, de forma irresponsable, están decididos a mantener a España"."Ése es el papel histórico que, como socialistas, nos corresponde jugar: ofrecer una salida al bloqueo. Y hacerlo de la mano de una sociedad civil que demanda de la política responsabilidad y sentido de Estado", señala.

Y promete que como socialistas estarán a la "altura" de la demanda social para formar Gobierno y tendrán la mano tendida para, desde la "firmeza" de sus "convicciones", abrirla "con generosidad" para construir consensos".