Barkos y Chivite celebran la buena disposición del primer traspaso de poderes regulado por la ley

La presidenta saliente constata la sintonía programática con el nuevo Gobierno
La futura jefa del Ejecutivo adelanta que agosto servirá para formar los equipos y cerrar los nombramientos

09.02.2020 | 23:09
Uxue Barkos, presidenta saliente, ayer durante el traspaso de poderes con María Chivite, que tomará hoy posesión al frente del Palacio de Navarra.

pamplona - María Chivite ya conoce el lugar desde donde gobernará Navarra esta legislatura. La presidenta electa, que toma posesión de su cargo hoy a las 11.30 horas en el Parlamento, asistió ayer junto con la presidenta saliente, Uxue Barkos, a un acto protocolario de traspaso de poderes entre ambos Ejecutivos, que destacó por su "absoluta normalidad", buena disposición y sintonía entre ambas líderes -que durante estos dos últimos meses han colaborado para sacar adelante un programa de Gobierno plural y progresista también con Podemos e I-E-. Además, también fue el primer traspaso de poderes marcado por la ley -la de Presidencia, retocada en la legislatura del cambio-, en el que la jefa del Ejecutivo saliente detalló los asuntos más importantes y urgentes que hereda el equipo de Chivite.

Fue un acto sencillo que sirvió como primera toma de contacto para el próximo Gobierno de coalición. Consistió en una reunión de casi una hora en la que Barkos dio cuenta del estado general de la Administración -la ley es especialmente sensible con la importancia de notificar a los nuevos gestores el estado de los convenios, contratos, presupuestos y obligaciones económicas que no saben de transiciones o relevos personales- y en una posterior comparecencia pública de ambas, un canutazo sencillo con atriles en una de las salas anexas al despacho presidencial.

sintonía La primera en tomar la palabra fue Barkos, que destacó el tono cordial y la normalidad del encuentro. Durante los dos meses que han durado las negociaciones la presidenta saliente y la líder de los socialistas navarros han ganado confianza mutua, y Barkos garantizó ayer la "colaboración plena" de su equipo de Gobierno en todo lo que sea posible. "El tono ha sido cordial en lo forma y también en lo referido a los contenidos", aclaró Barkos, que consideró que la colaboración es plena en la medida en la que, también, existe una "sustancia de relación en los contenidos que mantenemos los grupos parlamentarios [en referencia a PSN y Geroa Bai] y en los contenidos que mantienen el anterior Ejecutivo con el que asume la responsabilidad".

Quizá por eso Chivite, que intervino después, aprovechó sus primeras palabras para agradecer "tanto la forma como el fondo" del acto, y recogió el guante tendido por Barkos al asegurar que "hasta ahora la presidenta ha demostrado siempre esa actitud facilitadora en el cambio de un Gobierno a otro".

"Las formas han sido buenas desde el primer momento y se ha mostrado colaboradora desde el minuto uno", resaltó la inminente presidenta, quien también valoró el "fondo de un trabajo de traspaso de poderes bien hecho", ya que, según dijo, Barkos le ha trasladado un documento con "todas las cosas más relevantes". En este sentido, Chivite comentó que le gusta "tener las cosas atadas y bien atadas" y avanzó, con total confianza, que "tirará de teléfono muchas veces" para preguntar "algunas dudas" que pudiera tener "de manera institucional".

Las dudas, seguro, empezarán a surgir a partir de hoy mismo, cuando Chivite tome posesión oficialmente. Pero, sobre todo, a partir del miércoles, cuando lo hagan los trece consejeros. Serán ellos, propiamente, los que constaten qué materias concretas son las prioritarias. La idea es que el Gobierno de Chivite aterrice durante este mes, para que en septiembre se pueda retomar la actividad con todo zanjado. "Ahora toca organizar los departamentos, realizar los nombramientos, formar los equipos y ver cómo se cumple el acuerdo de programa", avanzó Chivite.

"El mes de agosto va a ser más de trabajo y preparación interna para luego empezar en septiembre el curso parlamentario con las comparecencias de los consejeros diciendo qué es lo que vamos a hacer a lo largo de la legislatura", concluyó.

hoy

La toma de posesión. El acto de toma de posesión de María Chivite como novena presidenta del Gobierno de Navarra tiene lugar hoy en el atrio del Parlamento foral. Será a las 11.30 horas.

Dos ministros. Asistirán representantes de todas las instituciones de Navarra, del poder judicial, de la Administración del Estado, además de personalidades del ámbito de la cultura y el deporte. José Luis Ábalos -ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE- y Luis Planas -ministro de Agricultura- harán de padrinos de Chivite al asistir a la investidura, a la que se prevé también que acudan el lehendakari de la CAV, Iñigo Urkullu, y otros representantes de territorios vecinos.

Los tiempos. El acto arrancará con el Himno de Navarra y la lectura del real decreto de nombramiento, que precederá al juramento o promesa del cargo por parte de Chivite. Después, será el turno de las intervenciones. En primer lugar, lo hará el presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde. Después tomará la palabra Luis Planas, ministro de Agricultura. Y por último lo hará María Chivite, entonces ya recién investida presidenta de Navarra. La duración estimada es de alrededor de dos horas.

mañana

Los consejeros. Mañana será el turno de los consejeros. A las 12 horas en el Palacio de Navarra están convocados los trece titulares de los departamentos en los que se divide el Gobierno foral, que jurarán o prometerán su cargo. Es un acto quizá menos político, en el que no se esperan grandes discursos, y que tiene un componente más familiar.