ana ollo hualde consejera de relaciones ciudadanas

“El acuerdo político recoge que hay que separar el euskera del debate más mezquino”

Ollo repite cargo y apuesta por seguir fomentando una “cultura de la paz y de deslegitimación
de las violencias”

09.02.2020 | 23:26
De arriba abajo y de izquierda a derecha, Patxi Larrión (exmarido), Álvaro Ollo (hermano), Peio Larrión (hijo), Danel e Irati Pintor (hijos de su pareja, Txus Pintor), Elisa Biurrun (amiga), Unai Larrión (hijo), Txus Pintor (pareja), la consejera Ana Ollo

ficha personal

Lugar y fecha de nacimiento. Pamplona, 1965.

Perfil profesional. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Navarra (1988), completó su formación con cursos de Ciencias Políticas y de Comunicación Institucional. Es máster en Dirección y Gestión Pública por la UPNA, cuya dirección de comunicación ejerció.

pamplona - Ana Ollo Hualde repite al frente de la consejería de Relaciones Ciudadanas, de la que dependerán la política lingüística (Euskarabidea) y los asuntos europeos. Su nombramiento llega de la mano de Geroa Bai, aunque, en el seno de este departamento, el responsable de la Dirección General de Convivencia y Memoria, Martín Zabalza, ha sido designado por el PSN. Además, pierde la Dirección General de Comunicación.

Con el horizonte de cuatro años más por delante, la consejera, que acudió al acto con muletas a causa de una fractura de tobillo provocada por una caída, calificó de "ilusionante" al nuevo Gobierno de Navarra. "Cuatro años se quedan muy cortos para impulsar determinadas políticas", como las referidas a paz, convivencia y derechos humanos, y el acuerdo político alcanzado por las fuerzas que conforman el Ejecutivo "es muy bueno", ya que "se sustenta en la ciudadanía navarra", que, "como ha dicho María Chivite y durante estos años también Uxue Barkos, es diversa, plural y quiere trabajar y vivir en un mundo de paz y convivencia que se respeta mucho más de lo que a veces se transmite en medios y en el debate político". En cuanto a la memoria, "no nos podemos permitir enterrar las distintas violencias que ha padecido Navarra". "La sociedad se merece una cultura de paz basada en un reconocimiento de la memoria y en la deslegitimación de la violencia".

Sobre la política lingüística, dijo que el euskera "es una lengua para la convivencia que hay que sacar de la confrontación política", de ahí que no se vayan a hacer cambios. "Es una lengua que hay que respetar y el acuerdo político recoge la necesidad de separar el euskera del debate político más mezquino, de ese embarramiento que se ha hecho en muchas ocasiones en el Parlamento. El acuerdo avanza en eso", terminó. - A.O.L.