El PSN observa extremismos “que se retroalimentan” en Navarra

Advierte sobre “un retroceso en las formas de convivir en pluralidad ”

Apunta a la “aparición de partidos extremos” y al “seguidismo político” en una “dinámica de polos”

10.02.2020 | 01:45
María Chivite, a su llegada a la Comisión Ejecutiva Regional del PSN-PSOE.

Advierte sobre “un retroceso en las formas de convivir en pluralidad”.

pamplona - Comisión Ejecutiva Regional del PSN-PSOE en un clima político interno que todo partido desea para sí: a punto de iniciares un curso ilusionante y recién desprecintado un Gobierno de coalición que hoy preside. Una conquista que durante mucho tiempo se percibió dificultosa o lejana, pero que hoy es una realidad. En ese cambio profundo de contexto, los socialistas hablan de "un hito" para su formación. No es para menos, al tiempo que subrayan "la responsabilidad para con la ciudadanía navarra" como primer "deber" del PSN en este tiempo que arranca para el Gobierno de Navarra sin más preámbulos preparatorios.

Así que la formación liderada por María Chivite aprovechó para dar el consabido apoyo al Gobierno de Navarra como "avance de un espacio social de progreso", pero sobre todo para marcar posiciones y diagnosticar bajo su prisma el panorama político general en Navarra en este inicio de legislatura. Habló el PSN de las oportunidades existente, reforzó su perfil intermedio en la línea del argumentario que tan bien le funcionó el 26-M, pero señaló asimismo algunas nubes en el horizonte para la consecución de un mejor clima de convivencia. Por lo que se refiere al desarrollo del espacio compartido con sus socios de Ejecutivo, el PSN-PSOE dice ser "consciente de que la principal naturaleza de este gobierno es la del progreso, la pluralidad y la convivencia. En esa medida, este gobierno representa una oportunidad para ensanchar y consolidar la centralidad política de Navarra". Sin embargo, además de marcar el abordaje del "reto de la igualdad" para mejorar un "aceptable bienestar", los socialistas alertan sobre la necesidad de modular posiciones en el objetivo de preservar la convivencia. "Estamos asistiendo, desde hace un tiempo, a un retroceso en las formas de convivir en pluralidad y diferencia. La aparición de partidos extremos y de otros que les hacen seguidismo político han desarrollado una dinámica de polos que se retroalimentan e intentan fracturar nuestra sociedad", afirmó el partido en una nota. "Somos conscientes que la minoría parlamentaria obligará a acentuar el diálogo político. Un diálogo enmarcado en las instituciones, estatales, forales, parlamentarias y locales", "piedra angular de la democracia", prosiguieron los socialistas, para los que la búsqueda del centro es una forma también de distinguir su oferta, especialmente del relato trenzado por Navarra Suma. "Que no se equivoquen los adversarios", advirtió el PSN. "Nuestra búsqueda de encuentro mediante el diálogo y la moderación no significa, en modo alguno, debilidad. El PSN-PSOE seguirá firme en la identidad de Navarra, sus símbolos y en la defensa de su régimen foral como garantía de nuestro autogobierno integrados en la LORAFNA, dentro de la Constitución Española".

Sobre la estrategia de llevar la conformación del Gobierno de Navarra al terreno del desgaste al PSOE y a Pedro Sánchez en el conjunto del Estado, los socialistas navarros lo consideran "intentos de deslegitimación" y "ataques" que "provienen de fuera de Navarra pero son alimentados por partidos que se dicen foralistas". En esta línea, y dada la incertidumbre política preponderante en Madrid sobre la posibilidad de un acuerdo postrero entre el PSOE y Unidas Podemos, o la repetición electoral, el PSN transmitió un guion sin sorpresas, apoyando "un Gobierno de España presidido por el PSOE, con Pedro Sánchez en la Presidencia, que apueste por valores de convivencia, de avance social y de igualdad que solucione los problemas de la ciudadanía". Un Gobierno, en la línea que ha venido repitiendo el vicepresidente primero del Ejecutivo de Chivite, "que entienda y comparta el encaje de la singularidad de Navarra en el conjunto de España". No hubo más detalles sobre la fórmula que debiera alcanzarse. Ni sugerencia alguna en ese sentido. Lo esperable.