Las diferencias en los partidos de Aldaketa por el senador autonómico dan ventaja a la propuesta de Navarra Suma

EH Bildu y Podemos avalan que la candidatura provenga de Izquierda-Ezkerra, si bien Podemos llama al diálogo
El PSN comparte la visión de Geroa Bai y defiende una candidatura de esta formación

10.02.2020 | 02:01
De izquierda a derecha, Uxue Barkos, Bakartxo Ruiz, Mikel Buil y Marisa de Simón.

EH Bildu y Podemos avalan que la candidatura provenga de Izquierda-Ezkerra, si bien Podemos llama al diálogo

pamplona - La próxima designación del senador autonómico, que deberá elegir el Parlamento de Navarra, marcó la primera reunión del curso de la Junta de Portavoces de la Cámara por las discrepancias sobre la vigencia del acuerdo que en abril firmaron Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E para apoyar a quien elija esta última formación. Sin embargo, llegado el momento, y a la espera de que en breve se cierre el plazo de presentación de candidatos, todo apunta a que serán tres los propuestos, uno por Geroa Bai con el apoyo pactado de PSN; otro por I-E con el apoyo de EH Bildu y el anuncio de Podemos de que le respaldará para que "siga buscando apoyos"; y otro por Navarra Suma, con lo que ninguno contaría con la mayoría suficiente en una Cámara de 50 votos.

De momento, Marisa De Simón, portavoz de Izquierda-Ezkerra, exige a los partidos que se integraron en la candidatura Aldaketa al Senado (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E) que apoyen para senador autonómico al candidato de I-E, sobre lo que entiende se basaba el acuerdo firmado en abril. Dijo que un "incumplimiento" haría que "la confianza" quedase afectada, aunque dejó claro que esa posible grieta no afectaría a la estabilidad del acuerdo programático para el Gobierno de Navarra de la legislatura que ahora arranca, afirmando que I-E "cumple con lo que se compromete".

Bakartxo Ruiz (EH Bildu) comparte la misma interpretación del acuerdo que Marisa de Simón: "Sigue en vigor y lo cumpliremos. Nos comprometimos a votar a favor de la persona que I-E designe, y actuaremos en consecuencia". Mikel Buil (Podemos) también respalda la vigencia de aquel acuerdo, pero con un matiz que no pasó inadvertido, en forma de "apoyo para que busque más apoyos", de cara a un consenso numéricamente viable. Así, y tras reconocer que le ha "sorprendido" que Geroa Bai haya buscado el pacto con PSN fuera de los que integraron Aldaketa, Buil hizo una "llamada al consenso. Es el momento de hablar", dijo. A partir de un punto de vista distinto que el expresado por Uxue Barkos, que se estrenaba como portavoz parlamentaria de Geroa Bai, y que se remitió a una lectura "rigurosa" del punto segundo del acuerdo de Cambio-Aldaketa, para concluir que no está vigente y que quedó invalidado y sin efecto por los resultados el 28 de abril. Posición que avala el PSN que justifica el compromiso alcanzado con Geroa Bai en esta cuestión. Si bien Ramón Alzórriz quiso quitar hierro a la polémica, sobre la previsión de que se diluirá en unos días. A la espera del desenlace, el portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ahondó en las desavenencias diciendo que "queda claro quiénes cumplen su palabra y quiénes la tienen volátil".

En cualquier caso, los plazos corren, paralelos a la incertidumbre de la cuenta atrás en la investidura o bien in extremis o bien fallida de Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados. Unas nuevas elecciones extinguirían el problema, y pondrían el contador a cero para una nueva carrera electoral. Si finalmente hay un acuerdo para la investidura de Sánchez, la designación del senador autonómico cobrará efecto. Entre tanto, la Mesa del Parlamento de Navarra en una próxima sesión determinará los plazos para la presentación de candidaturas y la fecha de elección por el Pleno.

Lo último Lo más leído