entrevista en onda vasca

Ortuzar no ve "ninguna posibilidad de un vuelco" que evite las elecciones

Cree que la ausencia de Gobierno también "pesa mucho" en Cataluña que necesita a "alguien enfrente que quiera dar una solución política"

10.02.2020 | 02:48
Andoni Ortuzar, en Onda Vasca


 .

BILBAO. En declaraciones a Onda Vasca, que se encuentra en Cataluña para participar en los actos de la Diada, ha mostrado su convicción de que ni Pedro Sánchez ni Pablo Iglesias se han puesto "en la posicion negociadora, que es la que suele llevar a que los acuerdos sean posibles".

"Más que una negociación, esto se ha parecido más a un trágala, y cada uno ha puesto sus límites y no se ha movido ni un milímetro esperando que, en el último minuto, fuera al otro al que le diera el vértigo y aceptara su posición", ha añadido.

Ortuzar cree que, en estos "últimos tiempos", Pedro Sánchez viendo a Unidas Podemos "tan rígido y firme en su posición de Gobierno de coalición, "habrá visto que, a lo mejor, iba a ser una legislatura muy corta y prefería ir a elecciones ahora porque pensará que es mejor para él".

A su juicio, es "poco responsable" lo que han hecho "unos y otros" y ha recordado que en Euskadi se llevan 30 años "haciendo gobiernos de coalición, gobiernos de programa". "Y lo hacemos porque es la responsabilidad que nos toca y es nuestra obligación hacerlo", ha añadido.

Ortuzar ha reconocido que ahora mismo no ve una salida diferente a la de una repetición electoral. "Cuando salí de Ferraz y había hablado con Podemos, lo veía todo muy mal pero esta semana que ha transcurrido desde entonces ha ido a peor", ha apuntado.

En este sentido, se ha mostrado "muy pesimista" porque "es muy duro" y considera que es "una irresponsabilidad" lo que está ocurriendo. "No le veo a esto ninguna posibilidad de dar un vuelco", ha puntado. No obstante, ha indicado que "por el PNV no va quedar para que se muevan los unos y los otros en búsqueda del acuerdo", aunque lo ve "francamente difícil".

"Además, los vuelcos en los que se están pensando son más bien estrategias para herir al otro, para presionarle o para ponerle en peor situación. Regalarle los votos y luego no darle posibilidad de gobernar es una barbaridad. Una investidura lleva implícita también mucha responsabilidad en la gobernabilidad futura, ¿para qué queremos un presidente investido si luego no se le va a dar los votos a favor cuando presenten las leyes? También ese presidente deberá demostrar alguna habilidad y voluntad negociadora para que las cosas salgan adelante. No se ve ni lo uno ni lo otro", ha apuntado.

Ortuzar ha añadido que hay "pocas" garantías de que, si se producen unas nuevas elecciones generales, vaya a cambiar el escenario y ese es "el drama", y es en lo que, según ha apuntado, les insiste el PNV.

"¿Qué piensan que va a cambiar el 10 de noviembre? Cambiarán un puñado de diputados arriba y abajo pero probablemente no haya mucho cruce o mucha diferencia entre bloques, con lo cual nos tendremos que seguir entendiendo los que ahora no hemos sido capaces, con lo cual las cosas estarán todavía peor porque sobre un fracaso y sobre las desconfianzas que genera un proceso como el que estamos teniendo, no creo que facilite nada las cosas", ha añadido.

DIADA.

Por otra parte, ante el mensaje que se está trasladando de una Diada marcada por la división de las fuerzas soberanistas, Ortuzar, tras indicar que es una "coletilla" que se suele utilizar también en el caso del Aberri Eguna, ha reconocido que este año "se nota un poquito más la coyuntura política" y existe una "tensa espera de la condena" a los políticos catalanes juzgados.

A su juicio, eso está "mediatizando todo" y, por otra parte, se nota también que se está en una "antesala electoral". "No se sabe cuándo ni qué va a ser el desencadenante que haga desembocar en elecciones autonómicas y es verdad que hay una pugna por ver quién ejerce el nuevo liderazgo o mantiene el liderazgo de la causa soberanista", ha añadido.

Ortuzar ha indicado que ERC está "apretando mucho, moviéndose en Madrid con otra longitud de onda y también aquí en Barcelona". El líder jeltzale ha afirmado que los dos partidos soberanistas han salido "un poco tocados de los pactos electorales municipales". "Todo eso es verdad que se nota en el ambiente del día de hoy, pero el mayor elemento es la tensa espera de sentencia", ha añadido.

El presidente del EBB del PNV, que ha indicado que este pasado martes tuvieron ocasión de mantener contactos con todo el "arco soberanista" de Cataluña, ha afirmado que en el tema catalán también "pesa mucho" la falta de un Gobierno en España porque "hay necesidad de que enfrente haya alguien que quiera dar una solución política a la cuestión catalana" y que, aunque "con dificultades", haya "alguien al otro lado del teléfono con poder y con capacidad para empezar a hablar".

En este sentido, ha manifestado que, si se continúa con la actual "interinidad política" y "con estas desconfianzas y la imposibilidad de investidura" que lleve a unas nuevas elecciones, serían "otros seis meses perdidos". "Ya se empezó a entrar en provisionalidad en 2015, ya hace mucho tiempo", ha afirmado.