Primer pleno con Chivite como presidenta: "La ciudadanía navarra espera soluciones y no exabruptos"

"tras las mentiras y manipulaciones de la derecha ha llegado el momento de dar la cara ante la sociedad"

Recalca que las prioridades de su Ejecutivo serán "el empleo de calidad, innovación, la calidad de los servicios públicos, la igualdad y la defensa leal del autogobierno"

10.02.2020 | 02:55
María Chivite, presidenta del Gobierno de Navarra

PAMPLONA. El Parlamento de Navarra ha celebrado este jueves el primer pleno de la legislatura, en el que no han tardado en producirse los primeros enfrentamientos dialécticos entre Navarra Suma y el PSN, partido de la presidenta del Gobierno Foral, María Chivite.

Los cincuenta representantes de los grupos han ido llegando poco a poco al hemiciclo, en el que se han podido ver muchas caras nuevas, de parlamentarios debutantes, y otras ya conocidas, de los más veteranos en la Cámara.

Tras los saludos de rigor entre parlamentarios y las dudas de algunos de ellos por el nuevo reparto de escaños, el presidente del Legislativo, Unai Hualde, ha dado la bienvenida a Chivite, a los consejeros y a todos los integrantes de los grupos.

Entre ellos, se encontraban en el hemiciclo, ahora como parlamentarias de Geroa Bai y Podemos, las expresidentas del Gobierno y el Parlamento de Navarra, Uxue Barkos y Ainhoa Aznárez, respectivamente.

Antes de comenzar el pleno, el portavoz del grupo socialista, Ramón Alzórriz, ya denunciaba, en declaraciones a los periodistas, "las preguntas que ha hecho Navarra Suma" para su debate en este pleno "para intentar buscar permanentemente el conflicto".

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha expresado el compromiso de su Ejecutivo con el Parlamento y con toda la ciudadanía y ha expresado su deseo de que ésta sea "una legislatura positiva, de buen talante y donde la palabra sea la herramienta" en la actividad política.

Chivite ha destacado que su Gobierno tiene un "profundo compromiso social y democrático". "Espero encontrarles en el camino de esa labor porque la ciudadanía espera compromisos y soluciones" y no "exabruptos", ha subrayado.

La presidenta contestaba así a una pregunta del parlamentario del PSN Ramón Alzórriz sobre las prioridades políticas de su Gobierno. El socialista ha señalado que tras las "mentiras y manipulaciones ha llegado el momento de dar la cara ante la sociedad navarra, que es la que le ha puesto en este lugar de privilegio para llevar a cabo políticas para mejorar la vida de las personas". Por ello, ha llamado a la presidenta a que "no se deje cegar por las propuestas perniciosas y manipuladoras de la derecha navarra".

En su respuesta, María Chivite ha señalado que las prioridades políticas de su Ejecutivo serán "el empleo de calidad, la innovación, la calidad de los servicios públicos, la igualdad entendida de manera transversal y la defensa del autogobierno con lealtad a las instituciones".

Así, por un lado, ha explicado que el objetivo de un empleo de calidad pasa por "atajar la precariedad laboral, la temporalidad, la inseguridad, la brecha salarial" y la "racionalización de los horarios, planes laborales y conciliación".

Ha destacado la importancia de la innovación para su Gobierno con la creación de un Departamento específico porque "debe ser la base del modelo que queremos implantar". De la misma manera, ha resaltado que se ha situado la igualdad como parte de la Vicepresidencia primera.

Chivite ha dicho que el Ejecutivo foral está comprometido con la agenda 2030 así como con los "valores de paz, memoria, convivencia y total rechazo a la violencia".

Igualmente, ha mostrado su compromiso con la pluralidad de Navarra que, ha dicho, "es un valor" y no como un motivo para la confrontación. "Con nuestras maneras diferentes de pensar y vivir crecemos juntos", ha remarcado.

PREMIO PRÍNCIPE DE VIANA La presidenta ha acusado a Navarra Suma de "instrumentalizar al Rey para atacar" al su Ejecutivo y ha asegurado que "los Reyes pueden venir a Navarra cuando quieran".

Ha respondido así en el pleno de la Cámara a una pregunta del portavoz de Navarra Suma Javier Esparza sobre si el Gobierno foral va a invitar al Rey a la entrega del Premio Príncipe de Viana. "Si no lo ha decidido me va a sonar a que tiene que pedir permiso" a sus socios políticos del acuerdo programático, ha remarcado Esparza que ha criticado que "han decidido que los Reyes vengan a Navarra en 2021 -para la celebración del Xacobeo- pero para 2020 no saben".

El parlamentario de Navarra Suma ha destacado que la invitación a los Reyes es una "decisión política" de la presidenta y ha remarcado que el PSN "históricamente ha defendido que los Reyes vengan a entregar los premios Príncipe de Viana". Así, ha recordado declaraciones de la legislatura pasada del PSN lamentando que la Casa Real fuera "excluida" de la ceremonia de entrega de este galardón. "O corrige a la señora Barkos o hace lo mismo que la señora Barkos", ha subrayado Esparza que ha esperado que Chivite "sea fiel a sus principios y en esto no renuncie a sus principios".

María Chivite ha contestado que "Navarra Suma no va a marcar los tiempos de este Gobierno ni cuando va a tomar sus decisiones". Ha reprochado que Navarra Suma "esperaba que las cosas con la Casa Real fueran broncas para sustentar sus argumentos de que este es un gobierno radical y falto de legitimidad, pero no es así porque la Casa Real tiene una invitación para venir a Navarra" en 2021.

En este sentido, ha explicado la presidenta que el próximo 6 de septiembre hay una reunión en Navarra del Consejo del Xacobeo 2021 para organizarlo, motivo por el que la invitación al Rey se ha realizado con tanta antelación.

Chivite ha destacado que "en este marco de normalidad institucional hemos invitado a los Reyes de España" y ha acusado a Navarra Suma de "instrumentalizar al Rey para atacar a este Gobierno" con la intención de "abrir un falso debate". "Los Reyes vendrán a Navarra si así lo estiman y lo harán con la invitación de este Gobierno", ha subrayado la presidenta que ha pedido a Esparza que "no busque conflicto donde no lo hay".

ENFRENTAMIENTO ENTRE PSN Y NAVARRA SUMA Han sido varios los cruces de críticas entre PSN y Navarra Suma en este primer pleno de legislatura, entre ellos el suscitado por una pregunta sobre el decreto del uso del euskera en las administraciones públicas.

En ese punto del pleno, Esparza ha afirmado que Chivite es "un regalo para el nacionalismo vasco", ya que "ha claudicado en todo" y "no va a revertir absolutamente nada" de lo hecho por el anterior gobierno presidido por Geroa Bai.

Tras resaltar que el decreto sobre el euskera "vulnera la igualdad de oportunidades", Esparza ha señalado a Chivite que "por ser presidenta es capaz de renunciar a todo", también "a la ideología socialista".

Chivite ha replicado a Esparza que, "cuando se acuerda, se buscan puntos de encuentro" y le ha animado a que "dejen de demonizar la voluntad de la ciudadanía", que "lo que nos está pidiendo en este momento son acuerdos".

En todo caso, ha recordado que desde el PSN en la pasada legislatura "en ningún momento pedimos la derogación de ese decreto", sino "un mayor consenso en torno a esa norma".

También Carlos Pérez Nievas, parlamentario de Ciudadanos en el grupo Navarra Suma, ha censurado al nuevo Gobierno de Navarra y en el pleno ha preguntado al socialista Ramón Alzórriz "si quiere ser el nuevo Gabriel Rufián de este Parlamento". Ese papel "le va a usted más", ha replicado Chivite a Pérez Nievas.

El Gobierno de Navarra también ha sido objeto de críticas en el debate de una pregunta sobre la creación de la dirección general de Intervención y Contabilidad.

En este punto, el parlamentario de Navarra Suma Juan Luis Sánchez de Muniáin, de UPN, ha denunciado que existe "un récord histórico" de 14 consejeros del Gobierno de Navarra, que está "empatado con Andalucía", aunque esta comunidad tiene "trece veces la población de Navarra".

Se trata de "una estructura inflada y en cierta medida pomposa", ha dicho Sánchez de Muniáin, quien ha considerado que este Gobierno tiene dos presidentas: una "emérita", en referencia a Uxue Barkos, y otra, María Chivite, "doblegada a los intereses nacionalistas".

En otra pregunta de Navarra Suma sobre los menores extranjeros no acompañados (menas), Chivite ha criticado la "alarma social injustificada" que se quiere crear en este tema, ya que "las situaciones de conflicto son minoritarias".