Sánchez llamará a mediodía a Iglesias, Casado y Rivera para conocer su decisión final

Ábalos (PSOE) se abre a que el líder socialista se vea con Rivera y dice que aceptaría los votos 'gratis' de Podemos en una investidura

10.02.2020 | 03:32
Pedro Sánchez, en una imagen de archivo. EFE

MADRID. El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, llamará por teléfono a partir de las 11.00 horas a los líderes de los grandes partidos nacionales para conocer si estarían dispuestos a facilitar o no su investidura, han anunciado fuentes socialistas.

Las llamadas comenzarán por el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, a las 11.00 horas; continuarán con el presidente del PP, Pablo Casado, a las 12.00 horas y finalizarán con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, a las 12.30, han precisado las mismas fuentes.

El PSOE ha subrayado que el compromiso de Sánchez es "abrir una legislatura sin necesidad de ir a elecciones y disponer de un gobierno estable, que es lo que necesita España".

¿VOTOS GRATIS DE PODEMOS? Tanto Sánchez como su cúpula han rechazado en público y en privado someterse a una investidura en la que Podemos diera sus votos gratis sin comprometerse a garantizar después una estabilidad mínima de la legislatura. También desde Podemos, su secretario de Acción Política, Pablo Echenique, ha dicho en público que no actuarían así al considerar que generaría una mayor inestabilidad al país.

Este martes en cambio, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, no ha rechazado esta posibilidad cuando le han preguntado en RNE si el PSOE aceptaría los votos de Podemos 'gratis' en una investidura, sin llegar a un acuerdo de legislatura previo. "Nosotros si nos apoyan, claro que sí, ¿cómo vamos a rechazar un apoyo?", ha señalado.

"Si manifiestan que nos van a apoyar, obviamente aceptaremos ese apoyo. Gratuito no es un término que favorezca la consideración, pero lo que importa es un apoyo afirmativo", ha admitido Ábalos.

Si los socialistas se han resistido a aceptar una investidura con los votos gratis de Podemos, a PP y a Ciudadanos les han demandado una y otra vez una "abstención técnica" que permita a Sánchez superar la investidura sin que las dos formaciones conservadoras se comprometan después a garantizar la estabilidad de ese gobierno y, por tanto, de la legislatura.

Después de la propuesta que lanzó ayer Rivera, proponiendo al PP una abstención conjunta a cambio de que Sánchez se comprometa a abrir conversaciones para cambiar sus socios de gobierno en Navarra por los constitucionalistas de Navarra Suma; a no indultar a los presos del 'procés' y a no subir impuestos a familias y autónomos, Sánchez ha defendido que su Gobierno ya cumple las condiciones que Rivera reclama.

En Navarra, arguyen los socialistas, ya hay un gobierno que defiende la Constitución; en Catalunya, el PSOE ha demostrado que está determinado a actuar si los independentistas vuelven a quebrar la Constitución y el Estatuto y, en materia económica, los socialistas no tienen intención alguna de subir la carga fiscal a las clases medias y trabajadoras.

Las llamadas de Sánchez a los tres principales partidos de la oposición se producirán horas antes de que los líderes vayan a ver al Rey al Palacio de la Zarzuela para informarle de su posición con respecto a una eventual nueva investidura del líder socialista.

Quien menos margen tendrá entre una conversación y otra será Iglesias, cuya reunión con el Rey está fijada a las 12.15, apenas una hora después de recibir la llamada de Sánchez.

Casado y Rivera, en cambio, deberán estar en Zarzuela a las 16.30 y 17.15 horas, respectivamente. Sánchez cerrará la ronda a las 18.00 horas.

Tras consultar con todos los partidos, el Rey propondrá un candidato a la investidura o, por el contrario, constatará que las formaciones políticas no han llegado a un acuerdo que permita organizar un nuevo debate de investidura y, por lo tanto, le abocarán a disolver las Cortes y convocar elecciones generales el 10 de noviembre.

"DECEPCIÓN" El secretario general de Podemos Euskadi, Lander Martínez, ha expresado que Pedro Sánchez le decepcionaría "si optara a última hora por dialogar con Albert Rivera, después de todas las ofertas de Unidas Podemos".

En una entrevista en Radio Euskadi, Martínez ha reprochado al líder de Cs, Albert Rivera, "poca sutileza" al ofrecer una abstención para que Sánchez sea reelegido presidente condicionada a que no indulte a los líderes del "procés" y "planificar la eventualidad" de aplicar el artículo 155 en Cataluña, que haya un gobierno constitucionalista en Navarra sin dependencia de Bildu y que no suba impuestos de las familias y los autónomos.

A juicio de Martínez, "Sánchez nunca ha ocultado sus ganas de pactar con Rivera" y pedía a Cs y al PP "el paso libre a la presidencia para no acordar con Unidas Podemos".

Por ello, ha criticado la falta de "honestidad" del presidente en funciones "para sentarse con Pablo Iglesias cara a cara, y decirle que no quiere pactar con él, que es lo que tendría que haber hecho desde el primer momento".

El secretario general de Podemos Euskadi ha censurado que Sánchez "haya cerrado la puerta a un acuerdo" con Podemos y haya pedido "la abstención a la derecha", cuando "aún queda margen" y habría que "mantener la esperanza" en poder alcanzar un pacto de fuerzas progresistas.

En el caso de que se repitieran las elecciones generales, Martínez ha considerado que "sería absurdo" que el PSOE se presentarse de nuevo "con una estrategia de gobierno único".

Respecto a Euskadi, Martínez ha manifestado la disposición de su grupo a negociar con el Gobierno vasco "leyes progresistas", si bien ha advertido de que su apoyo al proyecto presupuestario requeriría "más diálogo" y que se incluyeran propuestas de Elkarrekin Podemos.