Torra defiende que no son violentos y que no pueden “condenar lo que no existe”

El president replica que “el independentismo siempre ha sido pacífico”
Puigdemont asegura que “el Govern nunca tendrá un señor X de una banda armada como los GAL”

10.02.2020 | 05:02

Sant Joan de Vilatorrada - El president de la Generalitat, Quim Torra, apuntó ayer que no puede "condenar lo que no existe", ya que "el independentismo siempre ha sido pacífico" y por ello "choca contra la violencia de manera natural": "Nosotros no somos violentos", aseguró.

En su intervención en un acto político de JxCat frente al centro penitenciario de Lledoners (Barcelona), el presidente catalán afirmó que él "siempre" ha rechazado la violencia, eso sí, "cuando se ha producido". "No podemos condenar lo que no existe; porque nosotros no somos violentos", insistió, y añadió: "No tenemos ningún problema en condenar la violencia cuando se ha producido, pero no podemos caer en el marco al que nos quieren llevar, sencillamente".

Instó asimismo al Estado y a "los partidos que han apoyado el 155" a condenar la "violencia de Estado" de las votaciones del 1 de octubre de 2017, que para él es "la única violencia que se debe condenar".

Con relación a las elecciones generales, Torra dijo que "el único que ha fracasado" es el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, por no haber logrado ser investido por el Congreso.

Sostuvo asimismo que si deben repetirse los comicios es porque "no se puede gobernar sin escuchar a la gente de Catalunya", una voluntad que reclama que se "respete" y que, si no se hace, perpetuará la "inestabilidad y crisis profunda del Estado".

"Y si tenemos que volver a votar que no al presidente Sánchez volveremos a votar que no al presidente Sánchez", afirmó el president en referencia a una nueva investidura tras las elecciones.

Visiblemente emocionado, Torra llamó al independentismo a "mantenerse unido", no caer en "provocaciones" y "recuperar la sonrisa" ante los "tantos límites" traspasados por el Estado. "En esta nueva etapa que empieza", dijo en alusión a la sentencia del Supremo que se conocerá en breve, el soberanismo debe volver a tomar "la iniciativa" y ser "más alegre y determinado".

Afirmó asimismo que "mantendrá" la pancarta en el balcón del Palau de la Generalitat pese a lo que dictamine la Justicia, aunque ello le conlleve ser condenado a una inhabilitación de cargo público.

intervención de puigdemont En el mismo acto participó, en videoconferencia desde Waterloo (Bélgica), el expresident catalán Carles Puigdemont, quien se dirigió directamente a Sánchez y le dijo que "el gobierno de Catalunya nunca tendrá a ningún señor X de una banda armada como los GAL" y afirmó también que nunca se verá a un conseller catalán "condenado por secuestrar a nadie".

Puigdemont censuró la "estrategia de querer criminalizar a todo el independentismo", la cual, señaló, "solo admite una respuesta": "Que usemos las armas de la democracia: las papeletas y las urnas". "Somos gente de paz y justamente porque queremos paz nosotros usamos las armas de la democracia", indicó y, en vísperas del segundo aniversario de las votaciones del 1 de octubre, llamó a "estar del lado de la gente que se la juega por la independencia y la democracia" acudiendo el 10 de noviembre a las urnas.

Por su parte, la diputada en el Congreso Laura Borràs también pidió al independentismo que participe en los comicios porque "cada espacio que no se ocupe a favor de Catalunya será ocupado contra Catalunya".

Dijo que, en Madrid, JxCat no ofrecerá "ningún cheque en blanco" sino que el suyo será "un voto útil para la independencia" que en ningún caso será "desechado".

candidatos encarcelados La propia Borràs anunció que los presos Jordi Sànchez, Jordi Turull, Josep Rull y Quim Forn, encarcelados de forma preventiva a la espera de la sentencia que dicte el Tribunal Supremo, serán candidatos de las listas de JxCat en las elecciones generales del 10 de noviembre.

Borràs afirmó que están comprometidos con la democracia, los derechos humanos y la no violencia, y que insisten en el proyecto independentista porque consideran que "es el proyecto más social para Cataluña". "El Estado español solo tiene la razón de la fuerza. Nosotros queremos tener la fuerza de la razón", y se refirió a la proximidad de la sentencia a los líderes independentistas por el 1-O, sobre la que dijo que debería ser absolutoria. También reprochó que el encarcelamiento de sus compañeros de partido es un intento de "invisibilizarlos y silenciarlos", y añadió que no ayudarán a que se recorten derechos.

Al acto frente a la prisión de Lledoners asistieron algo más de un centenar de personas, entre ellas los consellers Miquel Buch, Meritxell Budó, Jordi Puigneró, Damià Calvet y Mariàngela Villalonga, los diputados en el Parlament Albert Batet, Eduard Pujol, Toni Morral o Gemma Geis, la concejal en el Ayuntamiento de Barcelona Elsa Artadi, los diputados en el Congreso Jaume-Alonso Cuevillas y Míriam Nogueras o el portavoz en el Senado Josep Lluís Cleries. - Efe/E.P.