El Supremo estudiará el despido de Patxi Zamora, que incluso Iberia reconoce que fue improcedente

La decisión del alto tribunal, que el año pasado solo admitió el 17% de estas demandas, abre la puerta a que por fin se aclare por qué el portavoz de Kontuz fue declarado “no apto” para su trabajo

10.02.2020 | 06:25
Zamora muestra, en octubre de 2018, el email de la Guardia Civil que le declara “no apto” sin motivación alguna para su trabajo.

La decisión del Alto Tribunal, que en 2018 solo admitió el 17% de estas demandas, abre la puerta a aclarar por qué el portavoz de Kontuz fue declarado “no apto” para su trabajo. Incluso Iberia reconoce que fue improcedente

pamplona - La sala tercera del Tribunal Supremo (TS) ha comunicado recientemente que va a estudiar el recurso que interpuso Kontuz contra el despido de su portavoz, Patxi Zamora, después de que perdiera su empleo en Iberia al ser declarado por un alto mando de la Guardia Civil, sin motivación alguna que lo justificara, "no apto" para renovar la tarjeta de identificación aeroportuaria que resulta imprescindible para el trabajo que venía desempeñando durante 31 años como auxiliar de vuelo.

La decisión del alto tribunal, que el año pasado solo admitió dar trámite al 17% de las demandas que recibió de esta naturaleza, abre la puerta a que por fin se pueda arrojar algo de luz sobre las razones que llevaron al alto cargo del Instituto Armado a considerar a Zamora "persona no apta por estar próxima a entornos potencialmente peligrosos para la seguridad aérea", después de más de tres décadas de ejercicio profesional con absoluta normalidad.

Como consecuencia de esta arbitraria calificación de un comandante de la Guardia Civil, comunicada el 27 de noviembre de 2017, Iberia rescindió el contrato laboral a Zamora en enero de 2018, debido a la imposibilidad de que continuara desempeñando su trabajo, si bien incluso la propia compañía aérea ha reconocido que se trata de un despido improcedente.

casi dos años en los juzgados Camino de cumplirse dos años desde que al portavoz de Kontuz le negaran la tarjeta de identificación aeroportuaria que solo 10 días antes le habían renovado, el caso Zamora sigue atascado en diferentes juzgados.

Según ha podido conocer este periódico de fuentes cercanas al caso, fue el pasado mes de junio cuando el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) desestimó, en primera instancia, la demanda de Kontuz contra la Guardia Civil. Lo hizo acogiéndose a una cuestión procedimental, basada en un hecho falso a juicio de la asociación de consumidores, ya que, contrariamente a lo que afirma la Abogacía del Estado, no hubo respuesta a sus demandas de información sobre su procedimiento a seguir para tratar de revertir la situación que precipitó su despido.

El "no apto" de la Guardia Civil no llevó aparejada la pertinente justificación que exige la ley ante cualquier decisión administrativa.

Precisamente en esta ausencia de motivación para retirarle el permiso aeroportuario Kontuz basó su recurso que ahora va a estudiar el Tribunal Supremo, a quien reclama la nulidad de esta decisión y que entre al fondo de la cuestión y explique por qué Zamora no puede tener su acreditación para seguir trabajando.

la demanda civil De forma paralela, también sigue su recorrido judicial el otro frente abierto por Kontuz. En concreto, la demanda civil interpuesta en Madrid contra AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea) -la empresa pública que gestiona los aeropuertos españoles- fue despachada por el juez en un folio y sin detenerse en dar detalles, diciendo que no era competente, por lo que devolvió la causa a Navarra. Una vez interpuesta aquí la misma demanda, AENA responsabilizó de lo ocurrido a AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea), que hasta ahora nuncia había sido citada en este caso.

La causa, de todas formas, sigue abierta y la primera vista de este proceso civil está fijada para el 22 de octubre en Pamplona.

indemnizado Entre tanto, dado que el proceso puede alargarse indefinidamente, Kontuz aconsejó a Zamora el pasado mes de julio que aceptara la indemnización que Iberia venía ofreciendo al afectado desde el primer día.

Dicha indemnización ha sido firmada después de que la compañía aérea permita continuar con el procedimiento a Zamora con sus demandas judiciales con el objetivo de esclarecer lo sucedido, exigir responsabilidades y revertir la situación en la medida de lo posible.

"Dejando imprejuzgado el fondo del asunto, declaramos improcedente el despido", reconoce Iberia, que añade que obedece "exclusivamente al incumplimiento de requisitos formales" por la retirada de la acreditación aeroportuaria.

Kontuz atribuye todo lo sucedido a una "venganza" por sus denuncias de corrupción, como las que llevaron al final de Caja Navarra.

breve cronología

Noviembre de 2017: "No apto". Iberia comunica al portavoz de Kontuz, Patxi Zamora, que un alto cargo de la Guardia Civil le ha declarado "no apto" para renovarle la tarjeta de identificación aeroportuaria. Se trata de un documento imprescindible para el desempeño de su trabajo como auxiliar de vuelo, que viene ejerciendo de forma ininterrumpida durante 31 años.

Enero de 2018: despedido. Apenas dos meses después de que le denieguen su acreditación de trabajo sin que se motiven las razones, Iberia se ve obligada a firmar el despido de Zamora.

Verano de 2019: movimiento en los juzgados. Kontuz y Zamora han sido muy activos en los juzgados para tratar de esclarecer su caso. Este verano, el Tribunal de Justicia de Madrid desestimó en primera instancia su demanda contra el despido, que ahora va a estudiar el Supremo. Además, la primera vista de la demanda civil contra AENA se celebra el día 22 en Pamplona.