realizados en Bilbao y Azpeitia, respectivamente

La Fiscalía no ve delito de enaltecimiento en los recibimientos a Urizar y Etxarte

10.02.2020 | 06:34
Cientos de personas participaron en el ongietorri a Germán Urizar el domingo en el Casco Viejo de Bilbao.

MADRID. La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha archivado las diligencias de investigación que abrió por los recibimientos a los exmiembros de ETA Iñaki Etxarte y Germán Urizar el 2 y el 3 de marzo en Azpeitia (Gipuzkoa) y Bilbao, respectivamente, al entender que no constituyeron un delito de enaltecimiento del terrorismo.

En un escrito, al que ha tenido acceso Efe, la Fiscalía anuncia el archivo de estas diligencias tras investigar la denuncia que interpuso por estos "ongi etorris" (bienvenidas) el presidente de la Fundación Villacisneros, Íñigo Gómez-Pineda.

La Fundación denunció los recibimientos a Etxarte -un huido de la banda armada desde 1981 que regresó a Azpeitia-, y, en especial, el de Urizar al que, según su denuncia, "cientos de personas recibieron en el Casco Viejo de Bilbao" el pasado 3 de marzo, tras cumplir 28 años en prisión por el asesinato de un policía con una bomba lapa en su coche.

Durante este acto de bienvenida, Urizar hizo "declaraciones de recuerdo para otros terroristas y miembros de ETA presos" y el 8 de abril, "un día antes de la conmemoración del asesinato del policía José Manuel Cruz" por el que cumplió condena, "fue homenajeado, otra vez en Bilbao", "a mayor e intolerable escarnio y humillación de las víctimas", indicaba la denuncia.

Sin embargo, para la Fiscalía, "no se aprecia expresión alguna de apología o ensalzamiento, ya que los hechos se limitan al recibimiento en vía pública con banderas y bengalas, entrega de ramo de flores, aurresku y solicitud de que los presos vuelvan a casa, es decir, ninguna frase enaltecedora o humillante".

Por ello interpreta que ante las circunstancias "del caso, del autor, de los destinatarios, y del contenido de los mensajes, se considera que no existe prueba bastante de la materialización de un riesgo verosímil de que se puedan cometer actos terroristas".

Esos recibimientos, añade el fiscal, se limitaron a "expresiones de satisfacción, solidaridad" y deseos meramente políticos sobre el acercamiento de los presos de ETA, que además "no habían tenido impacto alguno en la opinión pública".

En un comunicado remitido a Efe, la Fundación Villascineros anuncia su intención de seguir adelante con su denuncia, al considerar que esos actos, "además del Código Penal, vulneran las leyes de protección integral de las víctimas del terrorismo que encomiendan al Estado asumir la defensa de su dignidad".

"Vamos a agotar todas las vías posibles para conseguir que las víctimas del terrorismo no tengan que soportar el escarnio de ver cómo estos terroristas, además de haber quitado la vida a sus familiares, son tratados como héroes. La sociedad española no puede asumir esta vergüenza con indiferencia", anuncia en dicho comunicado el presidente de la Fundación.