Para el grupo de madres, la sentencia es un “varapalo”

Agradece la actitud del Gobierno, que ayer le transmitió que el compromiso adoptado por la devolución no se resiente

10.02.2020 | 07:01

pamplona - El Grupo Independiente de Madres y Padres que reclama el dinero tributado por sus prestaciones por maternidad consideró un "varapalo" la decisión de la juez de desestimar las demandas interpuestas para la devolución del IRPF, si bien en un intento de que su lucha no pierda fuerza, destacó que su reclamación "nunca ha estado en los juzgados, sino en el Parlamento".

Por ello, las madres insistieron en que pese a la decisión judicial seguirán "firmes" en su lucha y señalaron que tienen el "compromiso" de María Chivite, de que se va a devolver el dinero tributado por prestaciones.

Carmen Azpillaga, en representación del grupo de madres y padres, dijo en declaraciones a Europa Press, que las madres siguen "firmes" en su plan y que tienen previsto celebrar una reunión el próximo viernes con la consejera de Economía y Hacienda del Gobierno foral, Elma Saiz, para ver "cuáles van a ser los siguientes pasos".

"Continuaremos con la lucha", subrayó la representante del grupo de madres, quien reconoció que hoy "era un día decisivo para saber si el camino iba a ser algo más fácil o menos". "Pero seguiremos adelante", insistió, reafirmando su "voto de confianza" en el Gobierno en la senda que se abre.

Pese al pronunciamiento del juez, el grupo de padres y madres, por medio de su portavoz subrayaron que el asunto es cuestión de voluntad política. "Desde que en octubre del año pasado el Tribunal Supremo declarara exentas estas prestaciones y en todas las comunidades se haya procedido a la devolución de su tributación, siempre hemos defendido que la solución en Navarra era un tema de voluntad política para que nuestra autonomía fiscal no fuera una excusa para que miles de familias nos quedáramos en una situación de clara desigualdad con respecto a las del resto del país", señaló la portavoz del grupo de madres.

Según expuso, "la pasada legislatura, pese a las distintas iniciativas parlamentarias planteadas por UPN y PSN, el cuatripartito en el poder siempre se opuso a la devolución de este dinero porque decía que era ilegal". "No obstante, en 2016 todos sus integrantes sí que apoyaron modificar la ley que recogía la exención de las prestaciones a familias con hijos con enfermedades graves, y su aplicación retroactiva desde 2011 teniendo las mismas garantías jurídicas que en nuestro caso han puesto en cuestión y en las que se basaron para no devolvernos el dinero. Pudieron hacerlo del mismo modo en nuestra reclamación pero no quisieron", remarcó Azpillaga.

Desde el grupo explicaron en un comunicado, que "inmediatamente" después de conocerse la sentencia fuentes del Gobierno se pusieron en contacto con ellas para transmitir "tranquilidad" e insistir en que "cumplirán su palabra". "Agradecemos la llamada y seguimos manteniendo ese voto de confianza ante la palabra dada por la presidenta María Chivite y la consejera de Hacienda, Elma Saiz". - D.N