Rivera se radicaliza aún más: “Basta de estar acojonados con lo que hacen los separatistas”

10.02.2020 | 08:34
Estibadores increpan a Cayetana Álvarez de Toledo.

pamplona - Más allá del Gobierno, los líderes de la derechas compitieron por presentarse como los garantes de la seguridad. El presidente del PP, Pablo Casado, reclamó del Ejecutivo "firmeza y sobre todo urgencia" ante los hechos que se están produciendo en una Catalunya que, advirtió, "no puede estar ni un minuto más" con sensación de inseguridad y de impunidad en las calles. Y el líder de Ciudadanos pidió dejar de estar "acojonados".

El líder del PP defendió la necesidad de dar "una respuesta unida y firme frente a la violencia de los independentistas" aplicando la ley "sin atajos" y lamentó que la cabeza de lista de su partido por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, hubiera sido increpada en la plaza de Sant Jaume de Barcelona por un grupo de trabajadores que secundaban la huelga.

"Muerta tenías que estar". "Hija de puta. "Momia". "Aquí están los ladrones del PP. "Los fascistas sois los terroristas". Entre gritos de "independencia" estibadores catalanes recibieron a Cayetana Álvarez de Toledo en la plaza San Jaime de Barcelona. Ella, con las manos en los bolsillos, se acercaba a ellos y los miraba mientras afirmaba: "Sí, sí, esto es democracia". Tras criticar la huelga, que consideró "inútil y golpista", también fue increpada por estudiantes, lo que mandó "a la universidad, a la biblioteca, a estudiar", público en Twitter.

Casado exigió a Sánchez, que actúe con "urgencia" en Catalunya ante "las algaradas, sabotajes, incendios y kale borroka" que se están produciendo en las calles y le recordó que en su día el PP utilizó la ley para acabar con la violencia callejera en la CAV. Casado afirmó que a los independentistas les "molesta" que comparen la violencia callejera que había en la CAV con la que hay ahora en Catalunya, pero subrayó que "son ellos los que continuamente se hacen acompañar" en manifestaciones o en actos por el exlehendakari Juan José Ibarretxe o por el exlíder de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi.

Huelga general en Catalunya que el líder de Cs, Albert Rivera, calificó de "sabotaje general". "Es un sabotaje general de los separatistas a las familias que quieren ejercer su vida diaria, es un sabotaje a la imagen de España a nivel mundial y es un sabotaje a la economía española", destacó. Rivera criticó que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, "niegue la realidad" al decir que se puede ir "con total normalidad" a Catalunya a pesar de que se han cortado autopistas o las entradas a Barcelona. "Le pido por enésima vez a Sánchez que actúe", recalcó Rivera, que reiteró su postura de aplicar el artículo 155 para cesar al presidente de la Generalitat, Quim Torra.

"La factura separatista la pagan las familias españolas", lamentó, destacando también el coste que tiene esta situación para la imagen internacional de España, el turismo y la economía. "Ya basta de estar todos acojonados con lo que hacen los separatistas, y la gente normal sin poder vivir con tranquilidad", añadió. Ante esta situación, el líder de Cs se preguntó, como es habitual en sus intervenciones, "qué más tiene que pasar en Catalunya para que el Gobierno actúe", cuánto tiempo va a "seguir negando la realidad".

retirado el vídeo del gobierno La situación en Catalunya protagoniza el debate político de una atípica precampaña electoral en la que apenas se habla de los comicios del 10 de noviembre pese a que todo indica que terminará afectando a los resultados. Hasta que los políticos centren sus mensajes, la Junta Electoral Central sigue trabajando y ayer ordenó la retirada del vídeo, España, la casa de todos, elaborado por el Gobierno para hacer frente a la campaña de los independentistas.

El árbitro electoral adoptó esta decisión con el argumento de que este vídeo tiene resultado "publicitario elogioso y electoralmente favorable" para el partido del Gobierno ya que intervienen ministros que son también candidatos en los comicios. A juicio de la JEC, su difusión vulnera los principios de igualdad y neutralidad que debe mantener el Gobierno en periodo electoral. - D.N.