El rechazo de los Verdes a integrarlo en su grupo aísla a Puigdemont en Europa

El expresident pide a la UE en su primera intervención un mecanismo para la autodeterminación

15.01.2020 | 06:16
Carles Puigdemont, ayer antes de su primera intervención, de un minuto y en inglés, en la Eurocámara.

pamplona - Carles Puigdemont y Toni Comín se están topando con serias dificultades para adherirse a un grupo en el Parlamento Europeo, después de que su petición de integrarse en los Verdes se haya encontrado con las reticencias del copresidente de esta formación, Philippe Lamberts, quien subrayó "la incongruencia" que comporta que el principal aliado del líder soberanista en Bélgica sea la N-VA, la fuerza independentista de derechas, con unos valores que poco tienen que ver con los que defienden los Verdes. "Son dos miembros que de forma constante se han alineado con un partido en su país de acogida que está en otro grupo distinto al nuestro", advirtió Lamberts. Puigdemont solicitó adherirse a los eurodiputados de la Alianza Libre Europea, que en la Eurocámara forma grupo político con los Verdes para constituir el grupo Verdes/ALE. Sin embargo, los eurodiputados de la N-VA pertenecen al grupo de los Conservadores y Reformistas, en el que también está Vox. El grupo Verdes/ALE, establecido en 1999, está formado por eurodiputados de partidos verdes, piratas y regionales, así como eurodiputados independientes, y prevé debatir a nivel interno los próximos días la entrada o no en su grupo de Puigdemont y Comín.

Puigdemont se dio además ayer de bruces contra la opinión del primer ministro croata, Andrej Plenkovic, cuyo país ostenta la Presidencia semestral del Consejo de la UE, quien aseguró que el conflicto catalán es un asunto que debe resolverse a nivel interno en España y confirmó que la llamada al diálogo no ha sido objeto de debate entre los estados miembros. Lo hizo después de que el exjefe del Govern y eurodiputado por JxCat le interpelara en su primera intervención como eurodiputado, desde su escaño no adscrito, en un debate en el pleno para pedir un mecanismo europeo que desarrolle el derecho a la autodeterminación. "En el debate se ha mencionado que nosotros, como presidencia, hemos pedido diálogo. No lo hemos tratado en absoluto a nivel del Consejo ni es parte de ninguna actividad de la presidencia", zanjó el croata. Puigdemont intervino en inglés durante un minuto para reclamar que la UE trabaje para "encontrar un mecanismo común democrático para la autodeterminación", para mostrar al mundo que este derecho "es la mejor y más democrática manera de resolver conflictos territoriales".

Previamente, en una entrevista en RAC1, adelantó su intención de visitar a los presos soberanistas en las cárceles catalanas en una misión de parlamentarios de la Eurocámara a finales del próximo febrero.