Felipe VI y Letizia llegan a Navarra en plena crisis borbónica

Apenas 50 personas fueron a recibir a Felipe VI y Letizia, que visitaron Aspace y la empresa tecnológica das-Nano

27.07.2020 | 11:28
Felipe y Letizia, con la presidenta de Navarra, María Chivite.

Los reyes han realizado este lunes un viaje a Navarra dentro de su gira autonómica en el que han combinado su apoyo a la atención social dedicada a las personas con discapacidad, con el respaldo al impulso de las nuevas tecnologías y la inteligencia artificial. Una gira que se produce en plena polémica sobre la corrupción del rey emérito, a la que, como era previsible, los monarcas no hicieron mención y que en la Comunidad foral ha estado marcada por las protestas.

En primer lugar, los reyes visitaron el centro Ramón y Cajal de la Asociación de Parálisis Cerebral (Aspace) en el concejo de Cizur y otra a la empresa das-Nano en el polígono de Tajonar.
Dos puntos de su jornada en la que han estado acompañados, entre otras autoridades, por la presidenta de Navarra, María Chivite, y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias.

En el centro de Aspace han charlado con trabajadores y personas que allí reciben atención y se han reunido con sus responsables para conocer su labor y las dificultades a las que han tenido que hacer frente con motivo de la COVID-19. El jefe del Estado se ha referido a los efectos de la pandemia para destacar que el colectivo de la discapacidad ha sido "muy frágil y vulnerable" ante ella por las dificultades que ha supuesto para las propias familias y para los profesionales.

Por su parte, la reina ha comentado que es un hecho que en el tercer sector las personas tienen una voz diferente y que no todos los afectados de parálisis cerebral tienen la misma capacidad cognitiva. Ha elogiado la tarea de trasladar la voz de los afectados para ser parte de la sociedad y los esfuerzos que han tenido que hacer las familias en una situación tan difícil como la del contagio del virus.

Los responsables de Aspace han agradecido la visita de los reyes, que han interpretado como "un espaldarazo" a su labor.

A su llegada al centro de Cizur, varias decenas de personas con banderas de España se habían congregado a sus puertas para vitorearles, y los reyes les han saludado desde lejos. A cierta distancia, otro centenar de personas convocada por los sindicatos ELA y LAB han protestado por su presencia en Navarra. También la Junta Republicana de Izquierdas de Navarra ha convocado una protesta contra la visita a las siete de la tarde en la Plaza del Ayuntamiento.
Tras su primera visita, los reyes se han desplazado a la empresa das-Nano, dedicada a aplicaciones de la inteligencia artificial y donde se han reunido también con sus responsables. Felipe VI les ha trasladado la importancia del trabajo que realizan por la trascendencia creciente de la innovación y el desarrollo tecnológico.

Junto a la reina ha asistido a una demostración de las aplicaciones que tiene la inteligencia artificial, como la identificación biométrica de personas, y han comprobado en ellos mismos el uso de esta herramienta. El acceso a la empresa se realiza mediante un sistema de identificación de ese tipo desarrollado por la compañía y que permite el reconocimiento facial incluso llevando mascarilla.

Frente al dispositivo ubicado en el acceso se han situado los reyes y han recibido el visto bueno de la aplicación.
"Adelante, don Felipe" y "Adelante, doña Letizia" ha sido el mensaje de este dispositivo que les ha identificado pese a portar ambos mascarillas de protección, y después ha hecho lo mismo con la presidenta navarra.

Los reyes han recibido información de las diversas líneas de negocio desarrolladas por la compañía y de la empresa Veridas, creada junto al BBVA con el objetivo de desarrollar un software de verificación digital de identidad que combina la biometría facial, la voz y la comprobación del DNI con aplicaciones en el sector financiero, la movilidad, las telecomunicaciones o la prevención del juego entre menores.

También han observado otras demostraciones de estas tecnologías aplicadas al control de accesos no solo a empresas, sino también a medios de transporte e incluso eventos culturales.
Además, la pareja real ha mantenido un encuentro con varios escolares y docentes que participan en el programa educativo de la Fundacion LuzIA, puesto en marcha por das-Nano. La fundación, enfocada también hacia la inteligencia artificial, tiene entre sus objetivos promover las carreras STEM (ciencias, tecnología y matemáticas en sus siglas en inglés) entre la población juvenil y, especialmente, entre las chicas.

Navarra ha sido la decimocuarta y antepenúltima de las etapas de los reyes dentro de la gira autonómica que están realizando. La siguiente será el próximo miércoles, 29 de julio, en Cantabria. La visita a Navarra coincidió con la divulgación de la última noticia sobre Juan Carlos I: la citación por la Audiencia Nacional de Corinna Larsen como imputada. 

LA SOMBRA DE JUAN CARLOS I


La examante del rey emérito escribió en 2011 una carta al gestor de la fortuna suiza de Juan Carlos I, el suizo Arturo Fasana, para comunicarle que el monarca autorizaba la compra de un dúplex valorado en seis millones de euros en el centro de Londres. "No hay mejores opciones disponibles de este nivel. A nuestro amigo le gusta mucho esta opción por su ubicación, la entrada privada y porque nadie le puede ver", le comentó Larsen al presunto testaferro, en referencia al rey emérito.

Según publicó ayer el diario El Mundo, la comunicación, que está en manos del fiscal suizo Yves Bertossa, responsable de la investigación sobre el dinero que el rey emérito ocultó al fisco español en el país helvético y en la que están imputados la propia Larsen y Fasana, se produjo a través de un correo electrónico que envió la empresa de Larsen, Apollonia Associates.
"No quiere perder esa oportunidad (en referencia al rey emérito). He hablado del inmueble con él en detalle y me ha autorizado a hacer una oferta, que fue aceptada el viernes", insistía Larsen sobre el apartamento, ubicado en el número 8 de Upper Belgrave Street de la capital británica.

" El diseño es excelente, un dúplex: buenos recibidores, dos grandes dormitorios en suite y un despacho. En total tiene 252 metros cuadrados, entrada privada, alto nivel de seguridad, un pequeño patio privado, ha tenido un contrato de alquiler largo, tiene 118 años, está recién reformado y no necesita ninguna reforma estructural", comentó Larsen. "Todos los baños, la cocina, etc., se encuentran en perfectas condiciones, por lo que se puede decorar muy rápido", explicó la empresaria germana.

Según Larsen, el precio de la vivienda era de 5.350.000 libras más el 5% de impuestos. Para su compra se creó una estructura societaria específica. El abogado suizo Maurice Turrettin se encargaría de este aspecto: "Él va a crear una sociedad que pueda hacerse cargo de la adquisición y podría ser el signatario, por lo que podemos hacerlo todo fuera de Ginebra". "He informado a nuestro amigo (el rey emérito) de todos estos pasos así como que te iría enviando esta información", concluye la empresaria.


Foto: Ernai Iruñerria

Según informó el periódico El Mundo, Larsen le dijo al fiscal Bertossa en 2018 que finalmente no compraron el inmueble porque el vendedor se echó atrás, pero que terminó comprando otro apartamento en Londres y que Juan Carlos I le "donó" 1,6 millones de euros para hacer la operación. La vivienda, ubicada en Eaton Square, costó cerca de cinco millones y medio de euros, más los casi cuatro millones y medio de su remodelación, siempre según la versión aportada por Larsen.