Comisión de régimen foral

Chivite quiere emitir suficiente deuda para no hacer recortes

El Ejecutivo foral prevé que en septiembre el Estado amplíe el objetivo de déficit actual del 2,3%

31.07.2020 | 00:33
Javier Ramírez, Elma Saiz y María Chivite, llegando al Parlamento. Foto: Patxi Cascante

El Gobierno de Navarra está convencido que en septiembre se revisará al alza el objetivo de déficit que este miércoles pactó con el Estado. Así se pronunció ayer la presidenta María Chivite en una comisión parlamentaria donde presentó la situación económica y financiera de Navarra. El objetivo del Ejecutivo foral es conseguir los recursos suficientes para no hacer recortes. El acuerdo alcanzado con el Gobierno central cifra en 2,3% del PIB la capacidad de endeudamiento de la Comunidad Foral para el año 2020, lo que supondrá 490 millones de euros, un oxígeno imprescindible para mantener el gasto público. Sin embargo, según los cálculos del Ejecutivo foral, el agujero generado por la pandemia será de 1.000 millones euros, si se suman la bajada en la recaudación pública y los gastos extraordinarios derivados de las medidas contra la covid-19. Por ello, y con la previsión de que en los próximos meses el contexto de la pandemia y de la economía puedan empeorar, Chivite anunció que, con toda probabilidad, a la vuelta de las vacaciones de agosto el Estado autorizará a Navarra a endeudarse más.

Esa declaración encaja con las dudas del socio de gobierno, Geroa Bai, respecto al acuerdo firmado el miércoles. La portavoz de la coalición, Uxue Barkos, explicó que la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal –un organismo que analiza cuentas públicas– había señalado que Navarra "podría y debería" acoger un objetivo de déficit entre 2,3% y 4%, y que el Gobierno central eligió la horquilla más baja. Al respecto, el mensaje del Ejecutivo foral es que el acuerdo del miércoles supone un suelo de déficit, y que, en todo caso, la capacidad de deuda aumentará en base a las necesidades financieras.

OBJETIVO: cubrir gastos Esa es la intención de Chivite. "Sería un error actuar en esta crisis con características de anteriores recesiones, recortando gasto social o cerrando el grifo a las empresas", aseguró la presidenta en la comisión de Régimen Foral celebrada ayer en el Parlamento. Explicó que Navarra tiene que endeudarse ahora para mantener el gasto, la inversión social y estímulos económicos, y que la devolución de esos fondos se realizará "conforme se vuelva a la senda del crecimiento". Asimismo, Chivite recalcó que el pacto del objetivo de déficit refleja "la buena sintonía" entre los ejecutivos navarro y español, y que, en todo caso, supone "un primer paso" para los objetivos del Gobierno de Navarra.

No obstante, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra pidieron al Ejecutivo foral medidas fiscales que acompañen el endeudamiento. "No podemos pagar esta deuda con aún más préstamos; si no somos capaces de generar recursos mediante la fiscalidad, la alternativa serán recortes", alertó Adolfo Araiz, portavoz de la coalición abertzale. En la misma línea se pronunció Mikel Buil en representación de Podemos, quien emplazó al Ejecutivo foral a utilizar las competencias en materia de impuestos como una virtud y ser pioneros en Europa en la respuesta económica contra la covid-19.

Por último, la parlamentaria de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, afirmó que no es hora de hacer recortes: "Hay que actuar en el sistema impositivo, cambiar el modelo económico, y replantear la relación entre el capital y las personas". Simón propuso, tal y como lleva haciendo las últimas semanas, aumentar el impuesto de sociedades e implantar un tributo a la riqueza. "En estos momentos, serían pagos equitativos", señaló.

Ante estas demandas, la presidenta Chivite respondió que en estos momentos la prioridad inmediata no es una reforma fiscal: "Nuestra labor se ha centrado sobre todo en la recuperación económica y la generación de empleo". Pero la presidenta foral también aseguró que el Ejecutivo navarro "en ningún caso rehuye las medidas fiscales". Más adelante, Chivite prevé hacer cambios en el sistema impositivo, pero puso un límite: toda medida que impulse el Gobierno de Navarra será con plena seguridad jurídica, dentro de los estrictos límites de las competencias de la comunidad.

El portavoz socialista, Ramón Alzórriz, detalló las preferencias del partido sobre fiscalidad. Anunció que "en un futuro hay que abordar nuevos impuestos en materia fiscalidad verde y en el ámbito la economía digital", además de hacer más esfuerzos en la lucha contra el fraude para mejorar la recaudación de los impuestos ya establecidos.

contra chivite 

Por su parte, el portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, quiso resaltar la falta de transparencia que, según él, ha mostrado el Ejecutivo foral en relación a las ayudas estatales. Asimismo, criticó que "el Gobierno navarro no hizo nada" ante las informaciones de la exclusión de la Comunidad Foral del último tramo del Fondo Covid. "Aunque el Gobierno de España sea del mismo partido, se espera que la presidenta foral defienda los intereses de las personas de Navarra".

"La presidenta foral debería defender más los intereses de las personas de Navarra"

javier esparza

Navarra Suma

"En el futuro tendremos que abordar nuevos impuestos en fiscalidad verde y economía digital"

ramón alzórriz

PSN

"Los expertos insisten en que Navarra puede y debería llegar al 4% de objetivo de déficit"

uxue barkos

Geroa Bai

"Si no somos capaces de generar recursos con impuestos, la alternativa serán los recortes"

adolfo araiz

EH Bildu

"Seamos pioneros en Europa en la respuesta contra la crisis económica de la covid-19"

mikel buil

Podemos

"Necesitamos un nuevo sistema impositivo, cambiar la relación entre el capital y las personas"

Marisa de simón

Izquierda-Ezkerra