Esparza se columpia con las vacaciones del gerente de Osasunbidea

Pregunta si “es normal” que esté ahora de vacaciones, pese a que se encontraba en el desempeño de sus funciones

31.07.2020 | 00:32

pamplona – Javier Esparza no solo ofreció ayer la enésima versión catastrofista de Navarra, sino que cruzó una nueva línea y arremetió incluso con las vacaciones de un alto cargo que ayer se encontraba trabajando. Durante el debate previo a la aprobación del decreto que cierra los locales de ocio (bares, discotecas, bajeras, sociedades gastronómicas, piperos, etc) a las dos de la madrugada y prohíbe los botellones en horario nocturno, el portavoz de Navarra Suma enarboló todos los datos negativos de la pandemia. "Navarra está en una situación preocupante", dijo antes de enumerar que es "la cuarta comunidad en casos confirmados, la quinta con mayor tasa de mortalidad y la segunda con más tasas de incidencia en 14 días solo por detrás de Aragón". Añadió que hay "pérdida de confianza en la consejera de Salud" y sorprendió al criticar que el director gerente del Servicio Navarro de Salud "esté ahora de vacaciones" mientras "la sociedad navarra está permanentemente con mascarilla y se abren informativos con los casos de Navarra". "¿Les parece normal?", preguntó dirigiéndose a la presidenta María Chivite y a la antecesora en el cargo y portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos. "Alguien tendrá alguna responsabilidad sobre estos datos", reflexionó Esparza, que consideró que el Gobierno "llega tarde de forma permanente".

gerente en funciones Las alusiones de Esparza al máximo responsable de Osasunbidea llamaron la atención. En primer lugar, porque el gerente del Servicio Navarro de Salud, José Ramón Mora, anunció el pasado día 15 que dimitía por razones de salud, petición que aceptó el Gobierno foral y que se materializará precisamente hoy día 31. Pero es que, además, quien ha asumido estas funciones, Javier Apesteguía, se encontraba ayer trabajando. De hecho participó en la presentación de un estudio de seroprevalencia realizado a los sanitarios.

En el turno de réplica, el vicepresidente Javier Remírez dijo no entender esta referencia a las vacaciones y pidió a Esparza que le diga "una sola dejación de funciones" que haya habido en el Departamento de Salud por este cese.

También Uxue Barkos, que había sido previamente interpelada por Esparza, señaló que se imagina que se tratará de "un merecidísimo descanso" y defendió "el derecho de todos los profesionales" a disfrutar de las vacaciones.

Más allá de esta inesperado debate, Remírez destacó que Navarra es la "segunda comunidad en número de PCR realizadas por habitante" y celebró que el miércoles "fue el día con la menor cifra de positivos desde el 16 de julio".

Maiorga Ramírez (EH Bildu) apuntó que a su grupo le "preocupan" los datos en la Comunidad Foral e incidió en que "son necesarios test y más test y Navarra tiene los mecanismos para hacerlo", mientras que Mikel Buil (Podemos) ofreció el mensaje menos alarmista. "No somos autocomplacientes pero estamos tranquilos con los dispositivos en el SNS y en el departamento".