El colectivo de presos de ETA pide vías de excarcelación y el acercamiento por la covid

Exige no prorrogar la condena a los reclusos enfermos y de avanzada edad

14.09.2020 | 01:03
Manifestación convocada por Sare tras la muerte del preso Igor Gonzalez. Foto: José Mari Martínez

Pamplona – El Colectivo de Presos de ETA, el EPPK, reclama vías de excarcelación para los reclusos de la banda y, entre las medidas a aplicar "ya", pide el traslado a cárceles de Euskadi de los internos ante "la emergencia sanitaria global" de la pandemia del covid, "que no tiene visos de resolverse en breve". En un comunicado publicado ayer por el diario Gara, el EPPK expresa su "pesar" por el fallecimiento de Igor González Sola en Martutene, y asegura que "es tiempo de abandonar esta política penitenciaria de excepción", para que "la cárcel no vuelva a matar a ningún preso más". A su juicio, "es tiempo de que dejen de prorrogar condenas a quienes están enfermos o tienen una edad elevada, y es tiempo de abandonar el aislamiento y los regímenes cerrados".

Tras insistir en que la muerte de González Sola, que había cumplido tres cuartas partes de la pena y estaba enfermo, "es consecuencia directa de la política carcelaria que se aplica", se dirige a "los responsables de esta política inhumana" para que "empiecen trabajar para poner los cimientos de una Euskal Herria sin presos políticos".

En todo caso, destaca varios aspectos que, a su entender, deben resolverse "ya". De esta forma, emplaza al "agrupamiento en las cárceles de Basauri, Iruñea, Martutene y Zaballa de los presos encarcelados en el Estado español, tal como se ha hecho, en parte, en el Estado francés". También solicita "la inmediata puesta en libertad" de los enfermos y de los mayores de 65 años, y que se deje de clasificar "sistemáticamente en régimen cerrado" a los reclusos de ETA, para aplicarles "el tratamiento y la clasificación ordinaria".

El colectivo de presos de la banca asevera que es la aplicación del régimen carcelario la que les mantiene "aislados, alejados y dispersados". Además, se refiere a la situación generada por la pandemia del covid-19, para subrayar que la situación es "dramática". De esta forma, indica que la emergencia sanitaria "supone una razón más para emprender la repatriación, tal como sostienen los colectivos pro derechos humanos, la mayoría social, política y sindical vasca e, incluso, el propio Gobierno" de la Comunidad Autónoma Vasca. "En esta emergencia sanitaria global, que no tiene visos de resolverse en breve, lo más sensato y justo sería que todos los presos estuvieran en su tierra", concluye.

Covite Por otro lado, el Colectivo de Víctimas del Terrorismo, Covite, denunció ayer la participación del exjefe de ETA David Pla en la concentración desarrollada la noche de este sábado por Sortu en Bilbao para pedir un cambio en la política penitenciaria.

Segunda vez. Covite denunció ayer el ataque con pintura perpetrado contra la placa instalada en la Parte Vieja de San Sebastián en memoria del exedil popular de la ciudad asesinado por ETA, Gregorio Ordóñez. Covite hizo esta denuncia a través de un mensaje difundido en la red social Twitter, con una foto de la placa atacada junto al texto: "No les basta con haber asesinado a cientos de personas inocentes, también tienen que humillar a sus familiares". Los servicios de limpieza del Ayuntamiento devolvieron la placa a su estado original poco después. Es la segunda vez que se daña la placa desde su colocación en enero.

Atacada la placa de Ordóñez

Víctimas