Chivite insiste en que el Gobierno no aceptará “vetos cruzados”

Esparza mantiene su oferta, que aboga por excluir a EH Bildu e imponer su modelo de fiscalidad

16.10.2020 | 01:34
El vicepresidente segundo del Gobierno, José María Aierdi, ayer con la presidenta Chivite. Foto: Javier Bergasa

pamplona – El Gobierno de Navarra se mantiene firme: no aceptará vetos cruzados entre las fuerzas de oposición con las que se negocia los Presupuestos de 2021. Lo dijo ayer, por primera vez, la presidenta, María Chivite, que recogió las palabras que el vicepresidente Remírez pronunció el miércoles y mandó un mensaje rotundo a Navarra Suma, que ha ofrecido su abstención a cambio de que se excluya de cualquier acuerdo a EH Bildu. La presidenta habló de vetos cruzados, pero en realidad, veto, solo se ha producido en una dirección: de la derecha a los soberanistas. Porque EH Bildu, lejos de colocar ningún cordón sanitario, ha dicho públicamente que la relación con el Gobierno es buena e incluso que hay sintonía en aspectos concretos para poder llegar a acordar las Cuentas de 2021. Mientras tanto, Javier Esparza, portavoz de Navarra Suma, reiteró ayer su ofrecimiento, pero manteniendo el veto a los soberanistas y poniendo las primeras condiciones, como que no se pueden subir los impuestos a las familias y las empresas.

Chivite aprovechó la presencia de los medios previa al inicio del pleno para reafirmarse en un diálogo "con todos", sin admitir "los vetos cruzados de unas formaciones políticas a otras y viceversa". La posición del Gobierno es, según Chivite, "exactamente la misma que venimos trabajando desde marzo" con la aprobación de decretos forales frente a la pandemia, es decir, "hablar con todas las fuerzas políticas". "Ha habido diálogo y acuerdo entre las formaciones políticas en torno a los decretos, vamos a seguir trabajando con el diálogo con todas las formaciones políticas, y es la misma línea que esas formaciones políticas estaban haciendo", dijo, para señalar que "ha habido formaciones que ahora se autoexcluyen" pero que durante los últimos meses sí han mantenido diálogo para sacar adelante medidas.

"No entiendo que comiencen los vetos cruzados de formaciones políticas a distintas formaciones políticas. La voluntad del Gobierno es seguir hablando con todos e intentar aprobar los Presupuestos si puede ser con unanimidad, o al menos sin ningún voto en contra, como hemos hecho con siete de los ochos decretos", marcó.

oferta trampa La palabras de Chivite tuvieron pronta réplica por parte de Javier Esparza. El líder de Navarra Suma sigue confinado por haber dado positivo en coronavirus, pero a través de Europa Press reafirmó su oferta al Ejecutivo: abstención a cambio de que EH Bildu no condicione los Presupuestos. "Sus propuestas nunca han sido buenas para Navarra y no van a traer ni más empleo ni más desarrollo", dijo. Eso sí, lo que al principio era una abstención sin condiciones ya empieza a reflejar alguna petición: la de no tocar la política fiscal, ni a familias ni a empresas. Los contactos continuarán la próxima semana.

"Vamos a seguir dialogando con todos; no entendemos que haya veto cruzados"

maría chivite

Presidenta del Gobierno de Navarra

"Las políticas de EH Bildu son menos empleo, menos oportunidades"

javier esparza

Portavoz de Navarra Suma