El Colegio de Médicos alerta de las consecuencias

El Govern se afana en los preparativos, equipos de protección incluidos, pero teme una desmovilización

23.01.2021 | 00:53

pamplona – El presidente del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona, Jaume Padrós, considera que "no se dan las condiciones desde el punto de vista sanitario para que las autoridades puedan organizar unas elecciones seguras el 14-F". Refiriéndose a la posición del TSJC, advierte de que "el escenario europeo empeora" e insiste en que "es necesario restringir más las medidas de contacto y movilidad, incluso un confinamiento intenso y corto, un endurecimiento de las medidas" cuya competencia, resalta, corresponde al Gobierno español y al ministro de Sanidad , Salvador Illa. De hecho, hasta el propio president inhabilitado, Quim Torra, es partidario de un confinamiento similar. El Govern asegura que lo tiene todo preparado pero teme una alta abstención. Defiende sus protocolos pero cree "irresponsable" que más de cinco millones de ciudadanos sean llamados a las urnas con unos datos epidemiológicos desorbitados, y en sus alegaciones incluyó lo acontecido en Estados Unidos después de las elecciones presidenciales.

La consellera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés, cuestionó si el ministro Salvador Illa "se puede permitir el lujo" de abandonar el cargo para presentarse a las elecciones catalanas. "La pandemia está disparada en el Estado", le recordó. La dirigente soberanista adelantó que tienen previsto una reunión para concretar los detalles sobre el uso de equipos de protección individual (EPI) entre los miembros de las mesas electorales durante la última franja de la jornada electoral, de las 19.00 a las 20.00 horas, dirigida a personas infectadas con covid-19. Matizó que se trata de una "recomendación" y que en ningún caso discriminarán entre las personas infectadas y las que no a la hora de votar para preservar el derecho a la intimidad de la salud de la gente y porque tampoco disponen de las herramientas.

Vergés insistió en que el 14-F no es el escenario "idóneo" para los comicios, aunque se están afanando desde el Govern para garantizar la máxima seguridad a los miembros de la mesa, que está previsto que tengan a su disposición mascarillas, gafas y ropa protectoras.