La campaña de vacunación, en el centro del debate en el Parlamento de Navarra

La evolución al alza de la pandemia y el suministro de dosis de Pfizer preocupa a los grupos parlamentarios

25.01.2021 | 13:40
Uxue Barkos conversa con Ramón Alzórriz este lunes en el Parlamento.

Alzórriz recalca que Navarra ha adquirido las jeringuillas que permiten sacar esa sexta dosis

Los grupos parlamentarios navarros han mostrado este lunes su preocupación por la evolución al alza de la pandemia de covid-19 en la Comunidad Foral y por los retrasos en el proceso de vacunación.

Marisa de Simón, de I-E, ha comentado tras la Mesa y Junta de Portavoces que en su coalición les "preocupa mucho" la polémica sobre "la administración de vacunas a personas que no les corresponde" y ha confiado en que el Gobierno de Navarra esté actuando para evitarlo.

Además, ha dicho, "preocupan bastante más si cabe" los recortes en el suministro de vacunas, que generan un "riesgo de especulación", por lo que a su juicio Europa "debería actuar sobre las patentes y anteponer el interés general al particular de estas farmacéuticas".

De Simón ha considerado "totalmente pertinentes" las nuevas restricciones del Gobierno de Navarra por el aumento de contagios e ingresos hospitalarios, pero "preocupa el incumplimiento de estas medidas", sobre todo el fin de semana, por parte de "una minoría muy minoritaria de la población, pero que nos está poniendo en riesgo a todos los demás".

Ha destacado asimismo que "se cierran bares y restaurantes" por la pandemia, pero "resulta que va a haber autorización de entrar en los bares para apostar", algo que es "totalmente irresponsable".

El portavoz de Podemos, Mikel Buil, ha informado de que Pfizer "parece que va a aportar las vacunas que nos corresponden y nos va a compensar, por aquellas que perdimos, de una forma progresiva a lo largo de la semana" y ha instado a los países europeos a que "tomen cartas en el asunto".

Adolfo Araiz, de EH Bildu, ha mostrado igualmente su preocupación "por la evolución de los distintos indicadores de la pandemia", que registra "un incremento semanal superior al 30 %". Tras destacar que la incidencia acumulada a 14 días se puede acercar a 600 casos por 100.000 habitantes, ha apuntado que la situación "está afectando a la actividad ordinaria en Osasunbidea".

También ha opinado que la campaña de vacunación es "manifiestamente mejorable" y ha considerado que Navarra debería tener competencias para modificar los horarios del toque de queda o decretar un confinamiento si fuera necesario.

Por su parte, la portavoz de Gaeroa Bai, Uxue Barkos, ha comentado que su grupo ha presentado, para su debate en el próximo pleno, una pregunta sobre las repercusiones económicas de la pandemia en Navarra.

Ramón Alzórriz, del PSN, ha puesto en valor "el trabajo y el esfuerzo del conjunto del Servicio Navarro de Salud en un momento tan crítico y delicado" y ha subrayado que estos profesionales "siempre han dado la cara y nunca se han arrugado" durante la pandemia.

El portavoz socialista, quien ha destacado que la pasada semana se pusieron más de 5.300 dosis de la vacuna en Navarra, ha afirmado que fue el Servicio Navarro de Salud el que detectó que "en esos botes de Pfizer se podían sacar seis dosis", lo que "se trasladó rápidamente" al Ministerio de Sanidad, que lo comunicó a su vez a la Unión Europea.

Alzórriz ha asegurado que Navarra ha adquirido las jeringuillas que permiten sacar esa sexta dosis y ha mostrado "confianza plena" en el Servicio Navarro de Salud.

Por Navarra Suma, José Suárez ha declarado que Navarra es "una de las peores comunidades" en cifras de vacunación y ésta es "una carencia que es desde todos los puntos de vista inaceptable".
noticias de noticiasdenavarra