Los grupos coinciden en el rechazo a toda la violencia política

EH Bildu cree que hay que reconocer a todas las víctimas y asumir que hubo "muchas injusticias"

26.01.2021 | 00:39
El coportavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, charla ayer en el Parlamento de Navarra con la vicepresidenta de la Cámara, Inma Jurío (PSN). Foto: I. Porto

Todos los grupos del Parlamento de Navarra han coincidido este lunes en rechazar todo tipo de violencia que se ha empleado con fines políticos, desde la del terrorismo de ETA hasta la guerra sucia del Estado.

Navarra Suma, PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E se posicionaron al respecto después de que a la portavoz de los soberanistas en la CAV, Maddalen Iriarte, el titular de una entrevista le atribuyera la reflexión de que determinar si el daño causado por ETA es "justo o injusto" depende de cada relato.

Todos los partidos dejaron claro que la violencia nunca está justificada. También EH Bildu, cuyo portavoz, Adolfo Araiz, fue el más cuestionado por estas declaraciones. "Jamás hemos dicho que el dolor causado por ETA fuera justo o que matar estuviera bien", precisó Araiz, que también reflexionó sobre si la entrevista recogió con fidelidad el espíritu de lo dicho por Iriarte. "En este país se han producido muchas injusticias; y ponemos de manifiesto el dolor producido al conjunto de víctimas en este país sin excepción". "Las de ETA, las del terrorismo de Estado o las del GAL, y no todas las fuerzas políticas son capaces de decir esto", agregó, para culminar con que "injusticias se han cometido muchas, también las de ETA".

Sin embargo, y pese a que para entonces ya se habían producido las matizaciones de Araiz, José Suárez, de Navarra Suma, tildó de "relativismo moral inaceptable" las declaraciones originales de Iriarte.

posturas claras "Quien no es capaz de condenar la violencia de ETA realizada en un pasado inmediato nos plantea la duda de si en el futuro puede haber condiciones que justifiquen de nuevo la utilización de la violencia. Nos parece de una aberración ética inaceptable; no podemos entender cómo es capaz de poner en duda la injusticia de crímenes", expuso Suárez.

Por su parte, Ramón Alzórriz, portavoz del PSN, señaló que "decimos claramente que cualquier asesinato es injusto y no vamos a permitir que se humille a las víctimas del terrorismo". "Es importante para la convivencia que se asuma el daño causado y no se justifique nada porque nada es justificable, a ETA se le derrotó desde el Estado de Derecho", comentó.

Preguntado por si es incómodo para el PSN negociar aspectos con EH Bildu, Alzórriz fue tajante: "La posición del PSN es muy clara y contundente en la exigencia a Bildu de lo que significó la violencia terrorista de ETA y de que exigimos memoria, justicia y reparación para las víctimas de ETA".

Uxue Barkos, de Geroa Bai, fue directa a la hora de señalar que cuando se habla de justicia y crímenes no hay muchas alternativas ni escapatorias dialécticas: "Toda vulneración de derechos es definitivamente injusta y no caben resquicios en esta posición".

Por su parte, Mikel Buil, de Podemos, se quedó con que las reacciones dentro de la izquierda y de muchos abertzales fueron rechazar ese titular. "Se ve un movimiento social, potente y que da esperanza de seguir avanzando en la convivencia". Y Marisa de Simón, de I-E, señaló que "el dolor causado por ETA se mire como se mire es injusto, cualquier vulneración de derechos humanos no tiene ninguna justificación".

noticias de noticiasdenavarra