Navarra Suma amenaza ahora a Chivite con ser acusada de prevaricación por mantener a Ayerdi

La presidenta asegura que cuando Ayerdi reciba una notificación expresa del Supremo "dejará de ser consejero, algo que es cuestión de días"

26.01.2021 | 16:51
María Chivite, con Esparza en primer término, durante la comisión parlamentaria

Navarra Suma ha afirmado este martes en comisión parlamentaria que la presidenta María Chivite podría estar incurriendo en un delito de prevaricación al mantener al consejero Manu Ayerdi en su cargo, mientras que el resto de los grupos han acusado a esta coalición de tener un "interés político" en este tema.

En su comparecencia en la comisión, Chivite ha insistido en que Ayerdi dimitirá cuando el Tribunal Supremo le notifique que se ha abierto causa penal por presuntos delitos de malversación y prevaricación en la concesión de ayudas a Davalor.

Chivite, quien ha comparecido a petición de Navarra Suma, ha recordado que el artículo 68 de la Ley de la Administración de la Comunidad Foral y de su presidente establece que, cuando un cargo público conozca de manera fehaciente que está siendo investigado, deberá dimitir.

En este sentido, ha destacado que no se debe obviar que se trata de un artículo que forma parte del derecho administrativo foral y no del derecho penal, por lo que despliega sus efectos desde el momento en que se notifica al implicado.

Por ello, cuando Ayerdi reciba la comunicación del Supremo, algo que "es cuestión de días", dejará de ser consejero, "como él mismo ya ha comunicado por escrito", ha dicho Chivite, quien ha señalado que "las prisas no son buenas compañeras y pueden hacer decaer por problemas meramente formales hasta las mejores medidas".

Respecto al caso Davalor, ha indicado que exige a los consejeros y consejeras "que rindan cuentas por el desempeño de su función en esta legislatura" y por lo tanto, cuando Ayerdi reciba la comunicación fehaciente, dejará de ser consejero y, "desde la perspectiva política, creo que no corresponde a este Gobierno la responsabilidad de esta gestión".

El portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha comenzado su intervención reconociendo el derecho a la presunción de inocencia de Ayerdi y ha subrayado que "nadie ha dicho nunca lo contrario", pero son los jueces los que "ven indicios de criminalidad" en este caso.

Esparza, quien ha afirmado que Chivite "ha tomado la decisión de mantener al señor Ayerdi sin informes jurídicos que lo avalen", ha indicado a la presidenta que "su comportamiento se enfrenta a un posible delito de prevaricación por su negativa consciente y deliberada a cumplir la ley".

"¿Qué le debe y a quién le debe para llegar tan lejos en esta cuestión?", ha cuestionado Ayerdi, quien ha asegurado que ésta es una pregunta retórica, porque "todos los navarros son conscientes de lo mucho que usted y su jefe, el señor Sánchez, le deben al PNV y a Geroa Bai".

Tras afear a Chivite "su hipocresía, su falsedad, su fariseismo, su doble vara de medir y su cobardía", Esparza ha opinado que la presidenta debe cesar a Ayerdi "de manera inmediata", porque mantenerlo en le cargo "carece de respaldo jurídico alguno".

"El caso Davalor, que hoy es el caso Ayerdi, si persiste en esta actitud se podrá convertir mañana en el caso Chivite", ha aseverado Esparza, quien ha comentado a la presidenta que "no sé si es consciente del altísimo riesgo que está asumiendo, de convertirse en la primera presidenta de Navarra acusada de prevaricación".

El portavoz del grupo socialista, Ramón Alzórriz, ha puesto de relieve que, "para respetar la independencia judicial, el señor Esparza ha dictado sentencia, y eso me parece grave".

Alzórriz, quien ha resaltado que su partido no va a permitir que "se cuestione" a los servicios jurídicos del Gobierno de Navarra, ha instado a "no confundir a la ciudadanía navarra en un tema tan sensible y tan grave" y ha destacado que no ha llegado el momento procesal en el que, en aplicación de la ley, Ayerdi debe dimitir.

Por Geroa Bai, Uxue Barkos ha aseverado que, cuando se cumplan las condiciones exigidas en la ley, el vicepresidente dimitirá "sin necesidad de poner en el compromiso" a la presidenta de "llevar a cabo un cese".

Barkos ha señalado a Esparza que ha hecho "un relato de supuestos delitos de enorme gravedad" y ha acusado a Na+ de intentar conseguir judicialmente "lo que las urnas no les han permitido".

El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, tras indicar a Esparza que no tiene "ningún tipo de atadura" para opinar sobre este tema, ha opinado que "la interpretación que está haciendo el Gobierno de Navarra, queramos o no, es correcta" y por ello se debe esperar "a que se produzca ese momento procesal oportuno" para que Ayerdi dimita.

Araiz ha considerado que en Na+ hay "un interés político" en este tema, más allá del caso Davalor. "Creen que han pillado aquí cacho", ha comentado.

Por el grupo de Podemos, Mikel Buil ha declarado que "la ley es igual para todos" y ha apuntado que "hace bien el Gobierno en ser prudente con los derechos del consejero". A su juicio, "es evidente que hay un interés político" en Na+, que intenta "hacer irrespirable esta situación".

En su turno de réplica, la presidenta ha señalado a Esparza que entiende "sus anhelos por conseguir la presidencia del Gobierno de Navarra", pero le ha pedido que tenga "muy claro" que "no será porque yo como presidenta no haga un estricto cumplimiento de la ley".

Chivite ha afirmado que Esparza "acusa veladamente al consejero Ayerdi de corrupción" y en este sentido ha manifestado que no será "tan osada como para pronunciarme sobre cuestiones que corresponden al ámbito judicial".
noticias de noticiasdenavarra