Juan Carlos I trata de justificar ante Hacienda su regularización

Su abogado reclama a Zagatka documentación para la defensa ante la Agencia Tributaria

05.03.2021 | 00:55

madrid – El abogado de Juan Carlos I, Javier Sánchez Junco, se ha dirigido por escrito a la Fundación Zagatka para reclamar la documentación sobre los gastos que justifican la regularización ante Hacienda realizada por el antiguo jefe de Estado la pasada semana por importe de 4.395.901,96 euros, según confirmaron fuentes del entorno de Alvaro de Orleans, primo del exmonarca y propietario de la citada fundación.

Esta petición estaría relacionada con una reclamación realizada a la defensa del emérito por la Agencia Tributaria (AEAT), con el fin de comprobar si, como exige la ley, la regularización de Juan Carlos I ha sido veraz y completa. La petición a Zagatka se ha dirigido al director de la misma, Martin Geiger, en reclamo de facturas que justifiquen los vuelos por valor de al menos ocho millones de euros que el rey emérito realizó a diversos destinos desde 2014.

Así, la Agencia Tributaria debe comprobar la veracidad de los hechos regularizados y cómo se ha materializado el pago de las cantidades, los conceptos por los que se cobran y si los hechos regularizados se corresponden con la calificación jurídica de los conceptos que se incluyen en el IRPF.

Señalan desde Hacienda que la labor indagatoria principal será intentar descubrir cuál es la fuente de renta que origina ese incremento patrimonial, porque también podrían estar afectados el de valor añadido u otros impuestos.

En este sentido, explican que cuando se regulariza el IRPF se afloran rentas que pueden ser del trabajo, inmobiliarias, del capital, de actividades económicas o ganancias patrimoniales. Pero no pueden ser de donaciones, porque estas tendrían que regularizarse en el impuesto de donaciones.

Por lo tanto, considera que lo que ha regularizado Juan Carlos I en el IRPF "o son rentas profesionales" o son "ganancias patrimoniales". Y recuerdan lo que dice el comunicado del abogado de rey emérito, que no solo habla de viajes sino también de "servicios". Consideran que eso "está puesto a conciencia para indicar que hay una actividad profesional ahí, que puede haber sido prestada a un tercero".