Transfuguismo en Navarra Suma: UPN, PP y Cs vuelven a mostrar incoherencias

El portavoz del PP dentro de la coalición, mucho más equidistante que Esparza y Pérez-Nievas sobre si la senadora Ruth Goñi debe dejar su acta

22.03.2021 | 13:27
Transfuguismo en Navarra Suma: UPN, PP y Cs vuelven a mostrar incoherencias

El primer caso de transfuguismo dentro de Navarra Suma ha vuelto a dividir a los socios. Si Javier Esparza (UPN) y Carlos Pérez-Nievas (Cs) pidieron a la senadora Ruth Goñi que entregara su acta tras darse de baja en Ciudadanos, hoy el portavoz del PP en la coalición, José Suárez, se ha mostrado mucho más equidistante y ha dicho que, en última instancia, dejar o no el acta depende de una reflexión ética de la senadora. Una visión menos tajante que la de sus socios, y que evidencia que la crisis del partido naranja también ha metido el agua dentro de la casa de Navarra Suma, aunque sea desde el punto de vista del discurso.

Hay una realidad: Ruth Goñi fue elegida senadora en una lista de Navarra Suma, no de Ciudadanos. Otra cosa es que ella militara en ese partido y, una vez se constituyó el Senado, quedara dentro del grupo de los de Arrimadas en la Cámara Álta. Grupo que, por cierto, pudo conformarse gracias a la firma prestada de Amelia Salanueva (senadora de Navarra Suma pero dentro del PP), que en última instancia abrió a Ciudadanos la puerta a acceder a las ingentes ayudas económicas del Senado. Es decir, que lo que hace Goñi afecta tanto a Ciudadanos como a Navarra Suma.

Sin embargo, la coalición tiene una estrategia cuando vienen mal dadas: sacudirse la responsabilidad recordando que UPN, Cs y PP son partidos diferentes. Hoy no ha sido una excepción: Suárez ha dicho que a él no le corresponde valorar si Goñi debe o no dejar su acta, porque no es una persona de su partido. Sí que ha dicho que él cree que los políticos no deben perder de vista que son sus partidos los que les permiten acceder a las actas. Pero ha dejado en una reflexión ética y personal de la propia interesada la decisión de dejarlo o no. Por lo demás, Goñi ya ha dicho que no va a dejar su acta, aunque ya se lo hayan pedido.

El episodio vuelve a poner de manifiesto una verdad soterrada: las incoherencias de discurso de la coalición, con muchas dificultades para consensuar posiciones comunes. Algo que evidencia que Navarra Suma no pasa por su mejor momento.