Navarra contará con una agencia para la transición energética

El Parlamento muestra un consenso amplio en los principios generales de la nueva Ley de Cambio Climático, pero evidencia discrepancias en fiscalidad

03.12.2021 | 01:01
La Comisión de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Parlamento foral, ayer durante el debate de enmiendas a la Ley de Cambio Climático.

Navarra contará con una Agencia para la Transición Energética. La propuesta viene incorporada en la Ley de Cambio Climático que ayer comenzó a debatir en comisión el Parlamento de Navarra, y su creación fue respaldada por todos los grupos, aunque con algunos matices. De hecho, el PSN se abstuvo en la enmienda, presentada conjuntamente por Navarra Suma y EH Bildu, que define la nueva Agencia como un "organismo público", ya que implica sacarla de la actual estructura administrativas.

El trámite de enmiendas pone fin al largo proceso de debate que se ha llevado a cabo en los últimos meses en el Parlamento con presencia de distintos agentes sociales, y al que todavía le queda recorrido –sólo se debatieron 21 de las 284 enmiendas presentadas–. Suficiente en cualquier caso para que se hayan dejado ver ya los puntos de encuentro y de fricción en la mayoría parlamentaria, incluso entre los propios socios del Gobierno. La ley todavía no tiene su aprobación garantizada.

Hay en cualquier caso un consenso amplio en la necesidad de sacar adelante una normativa que tiene como objetivo "establecer un marco institucional e instrumental" que garantice "la sostenibilidad y la lucha frente al cambio climático" y facilite la transición hacia un nuevo modelo socioeconómico y energético más eficiente. Los cinco primeros artículos de los 68 que componen la ley, todos ellos referentes a los aspectos generales de la normativa, fueron aprobados por unanimidad.

Una negociación pendiente En los detalles sin embargo está la diferencia, y esos también se dejaron notar. Uno de los más importantes está la fiscalidad verde, la necesidad o no de aprovechar la herramienta tributaria para fomentar actuaciones personales y empresariales bajo el principio de que "quien contamina, paga".

En ese sentido apuntaban dos de las enmiendas presentadas por EH Bildu y por Podemos, pero que encontraron el voto en contra de PSN y Navarra Suma. Los socialistas se mostraron contrarios a la redacción planteada por sus socios presupuestarios, alegando que no se hacía mención al marco normativo de Navarra y que la literalidad de la expresión puede dar pie a entender que quien tiene dinero puede contaminar.

Es sin embargo uno de los aspectos relevantes del debate, y uno de los compromisos recogidos en el acuerdo programático entre el Gobierno y EH Bildu, que derivaba precisamente a la Ley de Cambio Climático "los eventuales acuerdos en esta materia". No hay concreción en este ámbito todavía pese a la perseverancia de EH Bildu, que no ocultó su malestar ayer porque el PSN votara en contra de enmiendas que había pactado con el propio Gobierno foral en las negociaciones bilaterales que han mantenido los últimos días.

Una discusión que sigue abierta, y que muestra también las discrepancias que existen en esta materia en el seno del Gobierno entre PSN y Geroa Bai. O, visto de otra forma, entre los departamentos de Hacienda y Medio Ambiente. Y que evidencia que la ley ha llegado al debate en comisión sin el consenso necesario para garantizar una tramitación mínimamente ordenada. Hasta el punto de que la combinación de votaciones resultó ayer por momentos aleatoria, incluso com para de ver a dos grupos antagónicos como EH Bildu y Navarra Suma presentar de forma conjunta enmiendas a la ley.

Es en cualquier caso el inicio de un debate largo, posiblemente más largo de lo que hubiera deseado el Gobierno de Navarra, que prevé el 23 de diciembre como fecha para la votación en pleno, de forma que la nueva normativa pueda entrar en vigor con el año nuevo, al mismo tiempo que los presupuestos y la reforma fiscal. Un compromiso que ahora mismo parece difícil de cumplir.

De entrada por el ritmo de la votación que se vio ayer, mucho más lento de lo habitual e interrumpido por negociaciones cruzadas prácticamente enmienda por enmienda entre todos los grupos. Pero también por las fechas entrantes, con el puente foral y el siempre farragoso debate presupuestario de por medio, que no dejan mucho espacio para negociar una ley tan técnica como esta.

La comisión continuará con el debate el próximo viernes y, previsiblemente también, la negociación política paralela para intentar amarrar una mayoría parlamentaria que evite sorpresas de última hora. Porque pese al consenso general que existe en el fondo de la materia, cualquier argumento puede acabar justificando un voto en contra de los grupos de la oposición. Y sobre la mesa quedan todavía por votar la gran mayoría de enmiendas.

Ley de cambio climático

284

Enmiendas. La Comisión de Desarrollo Rural y Medio Ambiente comenzó ayer el debate de la Ley Foral de Cambio Climático y Transición Energética. Se aprobaron 7 de las 21 enmiendas discutidas. Se han presentado 284.

Objetivo de la ley. "Establecer un marco normativo, institucional e instrumental que, en aras a la sostenibilidad y la lucha frente al cambio climático, facilite la transición hacia un nuevo modelo socioeconómico y energético eficiente, basado en las renovables y bajo en carbono, de modo que se garantice un uso racional y solidario de los recursos naturales".

Agencia. La ley da un plazo de un año para crear la Agencia para la Transición Energética. Ésta deberá ser un "organismo público", según acordaron ayer Navarra Suma, Geroa Bai, EH Bildu y Podemos, con la abstencion del PSN.

Objetivos vinculantes. A iniciativa de Navarra Suma, EH Bildu y Podemos, se ha agregado como "objetivo vinculante" la reducción de las emisiones netas de gases de efecto invernadero en al menos un 55% para el año 2030.

noticias de noticiasdenavarra