El Gobierno pide a Bildu que asuma que ETA estuvo mal desde el inicio

El Ejecutivo foral aprueba una declaración con motivo del día europeo de las víctimas en la que aboga por la convivencia

10.03.2022 | 00:24
Bakartxo Ruiz presenta las enmiendas de EH Bildu al Plan de Convivencia. Foto: Iban Aguinaga

Pamplona – El Gobierno de Navarra aprobó ayer una declaración institucional con motivo del Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo que se celebra mañana en la que pone en valor los pasos dados por la izquierda abertzale en los últimos años, pero a quien reclama una "reflexión ética integral". "Para crear una convivencia sólida, para la que se han dado pasos en positivo desde la desaparición de ETA, hace falta una reflexión ética integral por parte de este ámbito para reconocer que aquello estuvo mal desde el inicio y ese es el debe de esa parte del ámbito sociopolítico", argumentó el portavoz.

Javier Remírez aseguró que el Gobierno de Navarra "valora" en el caso de ETA "los pasos dados en los últimos años, que han sido positivos y han contribuido a la convivencia". No obstante, emplazó a quienes "en su momento pudieron dar cobertura" a ETA o "justificaron su actividad", a hacer una "reflexión" que les lleve a la conclusión de que "la violencia terrorista o la violencia política en general no tiene sentido ni en el pasado ni en el presente y que, sobre todo, negando esa legitimidad, no lo tiene para el futuro".

La declaración del Gobierno es similar a la aprobada el pasado mes de octubre coincidiendo con el décimo aniversario del final de ETA. No obstante, la redacción ha sido rechazada por Navarra Suma, que critica que no se recoja expresamente la palabra "condena", lo que a su juicio supone una terminología "tibia" que busca agradar a su socio presupuestario, EH Bildu. "Esparza siempre considerará que no somos lo suficientemente firmes", ironizó Remírez.

El portavoz puso en valor además el Plan de Convivencia, al que tanto EH Bildu como Navarra Suma han presentado enmiendas de resolución, aunque en sentido opuesto. "Es un plan trabajado, liderado por el departamento de Relaciones Ciudadanas, y específicamente por la Dirección General de Paz y Convivencia, que ha hecho un trabajo extraordinario", defendió Remírez, que destacó que el Plan "marca un suelo de actuación que consolida la convivencia pacífica de una sociedad plural como la nuestra".

lAS PROPUESTAS DE eh biLDU Por su parte, EH Bildu defendió ayer que sus propuestas de modificación para el Plan de Convivencia buscan "subsanar carencias" en el documento aprobado por el Gobierno de Navarra, al que le "falta profundidad en cuanto al diagnóstico". Bakartxo Ruiz consideró que peca de una "mirada parcial" en cuanto a las víctimas. "Se menciona a todas las víctimas, pero no se habla expresamente de las víctimas del Estado o de la ultraderecha", censuró la portavoz de EH Bildu, que pone también el foco en las víctimas de tortura, "que no se menciona cuando hay cientos de personas que la han sufrido". Así como en la política penitenciaria, que esperan que se pueda gestionar desde Navarra.

Ruiz admitió que se trata del plan del Gobierno y no del que hubiera realizado su grupo, aunque admitió que tiene avances positivos. La portavoz de EH Bildu criticó no obstante los "vetos" y el "chantaje" que ha plantado Navarra Suma con sus propuestas, en las que pide rechazar cualquier pacto con las fuerzas políticas que no condenan "de forma expresa a ETA". "Lo que Navarra Suma busca no es aportar al Plan sino influir en las mayorías políticas. Está utilizando el comodín de siempre y nosotros no vamos a entrar a ese juego", apuntó.

"Se han dado pasos positivos, pero queda pendiente una reflexión ética integral"

Javier REmírez

Portavoz del Gobierno de Navarra

"El Plan de Convivencia tiene carencias y muestra una mirada parcial de las víctimas"

Bakartxo Ruiz

Portavoz de EH Bildu

noticias de noticiasdenavarra