La ultraderecha logra la vicepresidencia de Castilla y León y tres consejerías

Alfonso Fernández Mañueco ha anunciado un acuerdo con Vox que le permitirá gobernar la comunidad

10.03.2022 | 11:54
El líder de Vox en Castilla y León, Juan García-Gallardo y el presidente en funciones de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, se dan la mano tras la firma del pacto de Gobierno.

El PP y Vox han llegado a un acuerdo de Gobierno, quince minutos antes de que arranque la constitución de las Cortes de la XI Legislatura, como así lo ha anunciado el candidato de los 'populares' y presidente de la Junta en funciones, Alfonso Fernández Mañueco. El acuerdo se extiende a la Mesa de las Cortes y al Gobierno de Castilla y León.

En un mensaje publicado en Twitter, tras mantener en las Cortes una reunión de última hora con el candidato de Vox, Juan García-Gallardo, Mañueco ha afirmado que su Ejecutivo será "estable y sólido, con pleno respeto al orden constitucional y al Estatuto de Autonomía de Castilla y León".



Vox ostentará la presidencia de las Cortes y ocupará la vicepresidencia y tres consejerías del Gobierno de coalición que presida el 'popular' Alfonso Fernández-Mañueco.

Fuentes de Vox han revelado que el acuerdo de legislatura alcanzado con el Partido Popular incluye la Presidencia de las Cortes regionales para su procurador Carlos Pollán, 'número uno' en la lista por León, y la Secretaría tercera de la Cámara.

Además, el líder de Vox en la comunidad, Juan García-Gallardo, será el vicepresidente del Ejecutivo liderado por Mañueco y los de Abascal ocuparán también tres consejerías.

Desde Vox esperan una colaboración leal con Mañueco durante esta legislatura y que el Ejecutivo regional actúe de forma unida, salvando las diferencias que tuvieron PP y Ciudadanos durante la pasada legislatura.

Pacto 'in extremis'



Fernández Mañueco y García-Gallardo llegaron a las Cortes de Castilla y León esta mañana sin acuerdo de Gobierno para la Comunidad Autónoma ni para la Presidencia del Parlamento y tras haber publicado sendos tuits en la noche de ayer, miércoles 9 de marzo, en los que evidenciaron la falta de acuerdo.

En concreto, Fernández Mañueco reprochó a Vox que "no se ha movido nada" en la negociación, pero mantuvo el ofrecimiento de un acuerdo, alcanzado finalmente hoy, mientras que García-Gallardo reprochó a los 'populares' su "empeño" en negar a los votantes de Vox el mismo trato que dieron a su anterior socio, Ciudadanos, que, con doce procuradores, uno menos que Vox, presidió las Cortes y cogobernó la Junta con vicrepresidencia y tres consejerías, como han conseguido finalmente los de Santiago Abascal.

Fernández Mañueco y García-Gallardo han salido por separado del despacho del presidente de la Junta en las Cortes, tras lo que el candidato de Vox ha entrado en una sala en la que se encontraban miembros de su equipo y los procuradores electos por Vox y desde la que se han escuchado aplausos previos a conocerse el acuerdo que fue anunciado por el presidente en funciones en su cuenta de Twitter.

"Hemos llegado a un acuerdo de legislatura con Vox sobre la base de un programa al servicio de las personas de Castilla y León y que permita un Gobierno estable y sólido con pleno respeto al orden constitucional y al Estatuto de Autonomía de Castilla y León", ha anunciado en concreto Fernández Mañueco a escasos minutos de comenzar la sesión constitutiva de la XI Legislatura.

García-Gallardo también ha usado la red social para, una vez iniciada la sesión parlamentaria, "celebrar" el "acuerdo sensato" alcanzado con el PP en el que no hay "ni ganadores ni perdedores".



"Hagamos entre todos, con voluntad de diálogo y de acuerdo, una legislatura provechosa para los ciudadanos. Servir a Castilla y León debe ser nuestra forma de servir a España", ha añadido el candidato de Vox, a quien el presidente del partido, Santiago Abascal, ya apuntó como vicepresidente de la Junta en sus declaraciones en la noche electoral del 13 de febrero en las que Vox se aupó como la tercera fuerza electoral en Castilla y León con 13 procuradores, frente a uno en los anteriores comicios.

"Se te está poniendo cara de vicepresidente", reivindicó entonces Abascal que, con el acuerdo conocido hoy en Castilla y León, ha conseguido entrar en un Gobierno autonómico y presidir un Parlamento.

PP y VOX garantizan "estabilidad y solidez" para cuatro años

El presidente de la Junta en funciones, Alfonso Fernández Mañueco, y el líder de VOX y procurador en la Comunidad, Juan García-Gallardo, han rubricado este jueves un acuerdo de Gobierno para Castilla y León que, como han defendido, garantiza "estabilidad, solidez y gestión eficaz", que nace con el fin de permanecer durante los próximos cuatro años y que "destierra" el "fantasma" de la repetición electoral.

Fernández Mañueco y García-Gallardo han rubricado este acuerdo que se compone de 11 ejes y 32 acciones programáticas tras cerrar el pacto diez minutos antes de que se celebrara el acto de constitución de las Cortes, cuestión que también se incluyó dentro de la negociación y que se ha cerrado con la Presidencia de VOX en el parlamento regional.

Ambos han insistido en que este pacto se ha cerrado en torno al programa y sin hablar de sillones, no obstante sí han precisado que la Junta tendrá diez consejerías de las que tres, además de la Vicepresidencia, serán ocupadas por VOX que, como ha señalado García-Gallardo, renuncia a la Portavocía del Ejecutivo, algo que asumirá el PP.

Así, durante su comparecencia ante los medios de comunicación para defender el programa pactado, ambos dirigentes han insistido en que este pacto asegura la "estabilidad y la solidez", al tiempo que avanza en una "gestión eficaz" en un momento en el que se vislumbran "tiempos complejos y turbulentos" desde el punto de vista tanto económico como de creación de empleo.
noticias de noticiasdenavarra