Tres incendios en Aibar y Pamplona, uno de ellos en la chimenea de la churrería de la Mañueta

Así como en Aibar la vivienda resultó seriamente afectada, en el caso del establecimiento de Iruña todo quedó en un susto

07.02.2020 | 15:45
Los bomberos accedieron a la chimenea de la Mañueta a través de la terraza sobre la churrería.

PAMPLONA - Ayer los Bomberos de Navarra tuvieron que intervenir en tres incendios. Dos de ellos fueron fuegos de chimeneas por quema de hollín, en la churrería de la Mañueta y en el portal número 12 de la calle Miguel Astrain de Pamplona. El incendio más importante ocurrió en una cocina de una vivienda del barrio de Santa María de Aibar, donde las llamas subieron hasta el tejado, pero sin pasar a las casas contiguas. Aunque los daños materiales de este último incendio fueron notorios, en ninguno de los casos hubo que lamentar víctimas ni heridos.

Vecinos de Aibar dieron el aviso del incendio en el barrio de Santa María del pueblo a las cinco de la tarde. Acorde a investigaciones de los Bomberos, el origen del incidente podría estar en el incendio de la chimenea del fogón situado en la cocina de la segunda planta de la casa. No se registraron daños en la planta baja ni en la primera, pero sí en la cubierta y en el resto de dependencias de la segunda planta. Se trata de la vivienda de una familia con tres hijos recién llegada al pueblo en los últimos meses y que no se encontraba en el lugar de los hechos en el momento del incidente. Efectivos de los parques de Sangüesa y de Cordovilla sofocaron el fuego, que alcanzó el tejado destrozándolo, pero no provocó ningún herido. Sobre las 18.15 horas el fuego se dio por controlado, aunque las tareas de remate y limpieza se prolongaron hasta las 20.30 horas.

Uno de los incendios de Pamplona se produjo en la chimenea de la churrería de la Mañueta, aunque finalmente todo quedó en un susto. "Ha sido un pequeño incendio en el que ha ardido un poquito la chimenea, lo que pasa es que un camión de bomberos en una calle tan estrecha como la Mañueta es muy aparatoso ", explicó el churrero Fermín Elizalde. Su hermano y compañero de trabajo, Elías Elizalde, contó que otro de los churreros, que también es bombero, notó el olor a quemado y decidió que "era mejor llamar a los bomberos para evitar males mayores", aunque especificó que "tan solo se trataba de hollín y en cuanto enfriaron el interior de la chimenea, el pequeño incendio se apagó sin ningún percance".

Hasta el Casco Viejo de Pamplona se trasladó un equipo de Bomberos de los parques de Cordovilla y Trinitarios, que sofocaron el fuego accediendo a la chimenea desde la terraza que hay sobre la churrería.

El otro incendio de Pamplona se produjo en la chimenea del portal 12 de la calle Miguel Astrain del barrio de Azpilagaña. Los Bomberos del parque de Cordovilla recibieron el aviso y fueron hasta el lugar para sofocarlo sin complicaciones. - Mikel Urabaien Otamendi