La CUN participa en un ensayo que logra controlar el cáncer en un 58% de casos

La primera inmunoterapia creada íntegramente en el Estado consigue reducir el tumor en el 17% de pacientes

08.02.2020 | 14:02

PAMPLONA - La primera inmunoterapia contra el cáncer desarrollada íntegramente en el Estado ha conseguido controlar la enfermedad en el 58% de los casos y reducir el tumor en el 17%, según anunciaron ayer la Clínica Universidad de Navarra y el Hospital Gregorio Marañón. En este primer estudio clínico participan tres centros: el Gregorio Marañón, la Clínica Universidad de Navarra y el Hospital Ramón y Cajal. Actualmente se han incorporado nuevos centros y son ya siete los hospitales que están reclutando pacientes.

"Es un trabajo pionero que combina inmunterapia local y sistémica", cuya filosofía consiste en "intentar convertir algunas de las lesiones tumorales en un tejido inmunogénico que despierte una respuesta inmunitaria, ayudando a la respuesta inmune en el resto del organismo. Mientras que por vía sistémica, en el resto del organismo, inhibimos mecanismos que frenan esa respuesta inmunitaria", explica Ignacio Melero, de la Clínica Universitaria.

La inmunoterapia basada en anticuerpos anti PD-1/PD-L1 en tumores como el melanoma, el de pulmón y de riñón, ha revolucionado el pronóstico de los pacientes, aunque no todos se benefician de estos tratamientos. De ahí "las estrategias de combinación de varios fármacos", explican. En esta línea, el ensayo clínico con la molécula BO-112, "una terapia intratumoral con efecto inmunomodulador desarrollada íntegramente en España, ha finalizado la primera etapa del ensayo clínico fase I" y presentó sus datos en el Congreso Europeo de Oncología Médica, en Múnich, añaden. En este estudio se trataron 28 pacientes con tumores sólidos buscando conocer el perfil de seguridad y su potencial como inmunoterapia, tanto de forma individual, como combinado con anticuerpos anti PD-1 en pacientes a los que estos fármacos no les ha funcionado. Este grupo, que incluye pacientes con cáncer de pulmón, riñón y melanoma, se ha observado que "además de no provocar efectos secundarios graves, es capaz de controlar la enfermedad en un 58% de los casos, y de producir una reducción objetiva del tamaño tumoral en un 17%, si bien estos resultados aún se deben considerar como muy preliminares, según el oncólogo del Gregorio Marañón y codirector del proyecto, Iván Márquez Rodas. - Efe