Confirmado el hallazgo de los restos de un varón en el salón de la vivienda incendiada en Artaiz (Unciti)

Los bomberos desescombran el interior, afectado en su totalidad por el incendio y por el hundimiento parcial del tejado

08.02.2020 | 15:00
Los bomberos, apagando el fuego en la vivienda de Artaitz.
Incendio en un caserío en ArtaizAgentes de la Policía Foral acceden a la vivienda incendiada en Artaiz

Las llamas han afectado gravemente al edificio ubicado en la localidad perteneciente al concejo de Unciti.

PAMPLONA. Agentes de la Brigada Policía Judicial Norte confirman el hallazgo de los restos, probablemente de un varón en el salón de la vivienda incendiada en Artaiz (Unciti), que ha quedado destruida.

Este lunes, efectivos de bomberos han trabajado en desescombrar la vivienda, mientras agentes de Policía Judicial y Policía Científica investigan lo ocurrido.

Los bomberos y los agentes han podido acceder al inmueble una vez que el fuego ha sido controlado y han finalizado las labores de remate y refresco de la vivienda. Los bomberos de Cordovilla, que han desplazado el camión escala, un camión cisterna y una bomba rural, han contado con el apoyo de los bomberos voluntarios de Aoiz, que han aportado dos bombas rurales, y del parque de Sangüesa, que se han encargado de suministrar agua ya que la localidad carece de hidrantes.

Del examen preliminar se deduce que ha ardido una caldera y un depósito de combustible situados en la planta baja de la vivienda, extendiéndose las llamas al resto de la casa. La habitación de la persona se encontraba encima de la dependencia donde están la caldera y el depósito.

EL INCIDENTE

Una llamada recibida a las 0.33 horas en el teléfono 112 de SOS Navarra ha informado de que se había producido un incendio en una casa de Artaiz-Artaitz, por lo que han sido movilizadas unidades del parque de bomberos de Cordovilla que, al llegar al lugar, han comprobado que el fuego afectaba a todo el edificio y que se había derrumbado parcialmente el tejado.

En la vivienda residía un hombre cuyo vehículo se encontraba en el garaje donde lo guardaba habitualmente y sus familiares no habían podido contactar con él.