Jóvenes de Altsasu: Impunidad no, injusticia tampoco

08.02.2020 | 15:24

Hace unos meses la Audiencia Nacional condenó a 8 jóvenes de Altsasu/Alsasua, un bello, pacífico y solidario pueblo de la Navarra del norte, a penas durísimas por las agresiones que consideró probadas a dos oficiales de la guardia civil fuera de servicio y sus respectivas novias en un bar de esta localidad en Octubre 2016.

Según la sentencia se les condenaba por atentado a agentes de la autoridad, lesiones y amenazas a penas de 13 años a uno de ellos, 12 a otros dos, 10 años a otro, 9 a tres y finalmente 2 a la única imputada en estos hechos.

Los y las firmantes de este escrito aunque somos respetuosos con las decisiones de la justicia, consideremos desproporcionadas dichas condenas y, pedimos una sentencia proporcional y justa a los hechos acaecidos.

No entraremos a valorar si estos hechos realmente fueron de la gravedad descrita en la misma, al igual que nos manifestamos inequívocamente en contra de que un grupo de personas, sean de la ideología que sean, agredan en grupo a otras, tengan la profesión que tengan. Eso lo queremos dejar absolutamente claro antes de continuar.

El problema es que consideramos que el trato que se está dando a este caso y a los jóvenes implicados, tanto desde la justicia como desde ciertos medios de comunicación resulta muy diferente a otros similares.

En todo el Estado se han producido decenas, incluso centenares de hechos de agresiones a la autoridad y en ningún caso, repetimos, NINGÚN CASO, las condenas, las indemnizaciones y el tiempo de prisión provisional, han sido tan elevadas.

Incluso algún caso mediático con condenas parecidas ha merecido en cuanto al derecho a la libertad provisional un trato diferente. Recordar que alguno de estos jóvenes lleva 26 meses en prisión y todavía sin una sentencia en firme.

Precisamente los próximos 23 y 24 de este mes de enero la Audiencia Nacional va a estudiar los recursos presentados por sus defensas y como consecuencia de ello sus padres y familiares se dirigieron a nosotros como socialistas para trasladarnos su situación.

Por eso escribimos esta reflexión como militantes de un socialismo que tiene como bandera la justicia y la igualdad, para reclamar también para ellos ambos conceptos.

Rechazamos los actos de esa noche de Octubre 2016, pero igualmente consideramos que las condenas resultan excesivas, al mismo tiempo que es injusto no haberles concedido la libertad provisional.

La justicia nunca debe tener la sospecha de supuestamente moverse por sensaciones de venganza, debe ser una justicia, justa e igual para todos. No es lógico que un mismo hecho producido en Almería, o Alicante tenga un tratamiento y si es en el norte de Navarra otro.

O que en unos casos mientras no hay sentencia definitiva puedan acceder a la libertad provisional, a pesar en alguno de ellos del escándalo social que produzcan y en este caso no.

Por eso nos hemos decidido a lanzar este escrito, para desde la condena a las agresiones a guardias civiles y sus novias, solicitar trato justo e igualitario para los acusados. Porque defendemos desde una democracia con ambas características, una justicia de la misma manera.

Lo trasladamos a la sociedad de este país para que conozcan también otra cara del caso, otras opiniones diferentes y esperar y desear que las decisiones de la AN esos próximos días sean más ajustadas y adecuadas a la situación actual.

Impunidad no, de hecho llevan ya 26 meses en prisión, pero injusticia y trato discriminatorio por su lugar de origen tampoco.