Joaquín Beretens: “No se cómo será correr el encierro con los toros cerca, pero yo he sentido el aliento del oso”

Este ganadero de Isaba, que sufrió 13 ataques de ‘Camille’ y uno ahora de ‘Claverina’, aboga por ir dando soluciones

08.02.2020 | 15:45

Pamplona - Joaquín Beretens Tapia, ganadero de Isaba, también es un "veterano de Camille", pero desde el otro lado de la historia. Si los dos guardas forestales recuerdan varios avistamientos de aquel mítico oso pirenaico, Joaquín asegura que ha sentido "el aliento del oso. No sé cómo será eso de correr delante de los toros en Pamplona pero te aseguro que yo, que he pasado muchas noches allá arriba cuidando el ganado en la época de Camille, lo he visto de bien cerca", recuerda. De hecho su rebaño sufrió 13 ataques en aquel periodo y tampoco se ha librado de una de las acometidas de Claverina. Tiene las ovejas en la zona de Mintxate, aunque en verano las sube a Larrondo para pastar. Su filosofía de vida le pudo costar cara. Joaquín Beretens no tiene móvil. Y se muestra orgulloso de eso. No porque a sus 70 años no se sienta capaz de manejar un aparato de teléfono como muchos otros pastores, sino porque opina que esa hipercomunicación "no ha traído nada bueno a la gente...". Pero aquel día de noviembre le habría venido bien. "Nos avisaron de que la osa andaba por esta zona e intentamos ponernos en contacto con Joaquín pero ya había subido al monte", comenta Iosu Antón mientras conversa con él en el establo. "A la noche ya cogió el teléfono en casa pero era demasiado tarde. Le explicamos donde estaba ubicado el animal y dijo: ¡Joder, si he dejado el rebaño a pasar la noche justo encima!". Claverina no dio muchas opciones y atacó esa misma noche. Joaquín no pierde el humor. "Nos van a tener que poner GPS a los pastores también... La verdad que hemos vivido ocho años y pico bien y ahora, de vuelta a empezar... Pero habrá que aguantar", comenta. Beretens es un pastor receptivo a medidas preventinas y de hecho ha tenido un cercado artificial en altura para proteger el rebaño. Además de esta propuesta, Medio Ambiente ha ofrecido otras como mastines para proteger el ganado, reagrupamientos de rebaños con pastores profesionales para aliviar la carga de trabajo y el estrés que produce la "amenaza" del oso... Quizá sería labor de otro departamento y el debate sea prematuro, pero este animal también puedo suponer una "oportunidad" de desarrollo turístico para la zona, a la vista de lo sucedido en Cantabria y Asturias. Todo se andará... - J.I.C.