Segundo pulso del Sindicato Médico

Este jueves será la segunda jornada de huelga, en la que salud mantiene los servicios mínimos de los mir para la urgencia

08.02.2020 | 18:21
Personal facultativo en la asamblea convocada por el Sindicato Médico el primer día de paros.

Este jueves será la segunda jornada de huelga, en la que salud mantiene los servicios mínimos para la urgencia.

el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea vivirá hoy la segunda jornada de huelga convocada por el Sindicato Médico de Navarra (SMN) para reivindicar, entre otras cuestiones, la "recuperación de la relación médico-paciente" y una mejora de sus condiciones laborales y retributivas. El primero de los paros, que se celebró el pasado miércoles 30 de enero, finalizó con unas cifras de seguimiento muy dispares, ya que mientras el departamento de Salud lo situaba en un 12,5%, el sindicato subía hasta un 83%, ya que contabilizaba también a los facultativos que "se sumaban a la huelga aunque no podían ausentarse de sus puestos de trabajo". Así, mientras la organización sindical afronta esta segunda jornada "con mucha ilusión", Salud reiteró "el llamamiento a la responsabilidad de todo el colectivo de personal facultativo" y manifestó "su plena disposición al diálogo, una vez se desconvoque la huelga".

El SMN decidió convocar cinco días de huelga -movilizaciones que han recibido sólo el apoyo de los sindicatos Afapna y Asociación de Profesores de Secundaria de Navarra- para reivindicar, principalmente, la recuperación de la relación médico-paciente; la adecuación de las agendas y de los tiempos de consulta; la reducción de la altísima tasa de interinidad; la recuperación de las pérdidas salariales desde el año 2010; el establecimiento de las funciones precisas de los médicos y su inclusión en todos los foros en los que se tenga que hablar de cualquier tipo de decisión que tenga que ver con la asistencia clínica a los pacientes, expuso Alberto Pérez, secretario general del SMN.

qué hacer si hoy tiene una cita

Salud recomienda acudir

En cuanto a la repercusión que pueda tener este segundo paro -el primero supuso un descenso de la actividad del 16%-, Alfredo Martínez, director de Asistencia Sanitaria al Paciente, afirmó que "las personas tienen derecho a hacer huelga y sólo tienen obligación de comunicarlo el mismo día de la huelga, con lo cual no tenemos la posibilidad de anticipar quién va a estar de huelga o quién no".

Tras destacar que hay establecidos unos servicios mínimos, que, entre otras medidas, contempla que en los centros hospitalarios el régimen de trabajo establecido será el de un día festivo, que en la hospitalización se garantizará el 100% de la capacidad logística y que se garantizará la atención de aquellos servicios que desarrollan actividad pautada, como la hemodiálisis o el tratamiento oncológico, Martínez recomendó a todos los pacientes que "en principio acudan a su cita porque no sabemos si la persona que le tiene que atender en consulta o para hacer una prueba va a estar en huelga o no". No obstante, señaló que una vez que tengan confirmado el personal que ha parado, entre las 9.00 y las 10.00 horas, procederán a avisar a los pacientes afectados de que su consulta se ha cancelado, si bien reconoció que a veces tienen dificultades para localizarles porque tienen el teléfono del domicilio, ya están en tránsito... Para conocer si su consulta, prueba o intervención se ha visto cancelada, los ciudadanos pueden llamar a los teléfonos de atención al paciente o de admisión.

Martínez sostuvo que aquellas consultas que son urgentes "van a ser vistas por los servicios previstos para la atención mínima" y que "sobre todo se pueden ver afectadas primeras consultas o consultas de revisión que sean de tipo ordinario, no preferente, en función del grado de seguimiento de la huelga e intervenciones quirúrgicas programadas no urgentes". En aquellos casos que las consultas, pruebas o intervenciones se vean suspendidas, será el propio sistema sanitario el que proceda a citarles "en el primer hueco disponible".

los mir de guardia, incluidos

Recurso del Sindicato Médico

Por otro lado, el departamento de Salud informó ayer de que "mantiene los servicios mínimos establecidos en la resolución de 39/2019, de 28 de enero", para la jornada de huelga de hoy, "en los que están incluidos los Médicos Internos Residentes (MIR) para atención a urgencias -el servicio de urgencias y otra serie de urgencias especializadas-", los cuales "representan en torno al 20% del total de estos profesionales en formación en el Complejo Hospitalario". Indicó que este criterio se viene aplicando desde el año 2012 sin que fuera recurrido y que se justifica por la epidemia de gripe, si bien "no descarta excluirlos en el futuro". Después de que el SMN presentara el 1 de febrero un recurso contencioso administrativo contra la asignación de servicios mínimos a los MIR, Salud "está analizando el impacto asistencial que tendría su exclusión para atención a urgencias y las alternativas organizativas necesarias para garantizar el funcionamiento de los servicios mínimos esenciales".

Desde el colectivo de residentes explicaron que el día 30 "se sintieron amenazados para ir a trabajar. Se nos convocó muy mal y con un tono muy malo y esta vez se nos ha convocado bien, aunque entendemos que no corresponde" hacerlo, porque "el propio Domínguez ha dicho que hay sentencias a nuestro favor que dicen que no somos servicios mínimos". Por su parte, el Sindicato Médico, que expresó su confianza en la vía judicial, señaló que "tanto el departamento de Salud como la ministra de Sanidad -que dijo que los MIR tienen contratos laborales, por lo que la legislación laboral les es de aplicación- tienen unos asesores legales fantásticos y saben que legalmente no pueden aplicar servicios mínimos a los MIR". Como expuso la portavoz del Gobierno, "existe una discrepancia aparente y evidente de interpretaciones a este respecto. Iremos viendo cómo discurre, para mañana está previsto que en los servicios mínimos se incluya a los MIR que estén de guardia", dijo María Solana, quien agregó que esta cuestión se está revisando, ya que no hay un acuerdo sobre cómo interpretar qué tienen que hacer los MIR.