“La conducción y el uso del móvil son totalmente incompatibles”

Stop Accidentes pone en marcha una campaña para luchar contra el uso del teléfono al volante

08.02.2020 | 20:23
Un conductor utiliza el teléfono móvil mientras conduce. Foto: Pablo Viñas

Stop Accidentes pone en marcha una campaña para luchar contra el uso del teléfono al volante

durango - Concienciar y que sirva de reflexión sobre los riesgos que implica el uso del teléfono móvil cuando quien lo utiliza está conduciendo y las consecuencias que este hecho puede ocasionar. Ese es el objetivo de la campaña presentada ayer en Durango por Stop Accidentes, en colaboración con el departamento de Transportes, Movilidad y Cohesión del Territorio de la Diputación Foral de Bizkaia. "Desgraciadamente, cada vez vemos a más personas conduciendo con el móvil en la mano, pensamos que no pasa nada por mirar un momento para que ver quién nos ha escrito o para responder a un WhatsApp, y no somos conscientes de que en un segundo que desvíes la mirada de la carretera, puede ocurrir una tragedia", explicó Rosa María Trinidad, delegada de Stop Accidentes en Euskadi.

Bajo el lema No rompas tu vida, di no al uso del teléfono móvil, la campaña se hará visible en más de cien marquesinas de Bizkaibus y otros tantos autobuses. Durante tres meses, los organizadores pretenden luchar contra el uso del teléfono al volante. "Un vehículo si lo usamos mal se convierte en un arma letal y de matar", recordó Miguel Ángel Gómez, diputado foral de Transportes, Movilidad y Cohesión de Bizkaia.

En la comparecencia, Stop Accidentes aseguró que hay estudios que demuestran que, cuando un conductor habla por teléfono, se reduce su atención hacia la conducción en un grado muy considerable. "Tras un minuto y medio de hablar por el móvil, incluso con manos libres, el conductor deja de percibir el 40% de las señales, lo que aumenta entre cuatro y nueve puntos el riesgo de sufrir una tragedia, por lo que se ha equiparado el riesgo de telefonear con el de conducir bajo los efectos del alcohol", aseguró Trinidad.

Al menos tres fallecidos En lo que a datos se refiere, en Euskadi el pasado año fallecieron 42 personas por siniestros en carretera, 37 de ellas contabilizadas por la Ertzain-tza. Tras analizar los motivos que provocaron los accidentes, "aunque es muy difícil concretarlos", hay constancia de que tres fueron por el uso del teléfono móvil. A esto hay que añadir que tres heridos graves y cinco leves fueron consecuencia de la misma infracción. "Contra esto se puede luchar y hay que concienciar a la sociedad de que estas tragedias son evitables", insistió la delegada de Stop Accidentes en Euskadi, quien añadió que "no hay ninguna llamada que sea tan importante como para poner en riesgo la vida propia y la de los demás, ni tan urgente que no pueda esperar a que el conductor salga de la carretera y pare el coche para hablar tranquilamente".

Lamentando que "cada vez se utiliza más el teléfono al volante y tenemos que ser consciente de este riesgo", desde Stop Accidentes recalcaron que "apostamos por la vida, consideramos que la conducción y el uso del móvil son totalmente incompatibles y con esta campaña nuestro objetivo es dar visibilidad a esta problemática".

Por último, y "esperando que la campaña cause el efecto deseado", desde la Diputación Foral de Bizkaia defendieron que "seguiremos intentando sensibilizar y concienciar a la población en un uso respetuoso, eficaz y seguro de la conducción", aseveró durante la comparecencia Miguel Ángel Gómez.