La UPNA ampliará su terreno por primera vez en 30 años

Gobierno foral, Ayuntamiento de Pamplona y Universidad Pública firman un acuerdo que aumentará 30.000 m2 el suelo disponible para nuevos edificios de I+D y como apertura verde a la ciudad

08.02.2020 | 20:36
Las naves, en la calle El Sadar, que se derribarán y donde se construirá un acceso a la UPNA. Aquí se barajan proyectos como un parque botánico o un edificio de I+D, entre otros.

Gobierno foral, Ayuntamiento de Pamplona y la Universidad Pública firman un acuerdo que aumentará en 30.000 m2 el suelo disponible para nuevos edificios de Investigación+Desarrollo y como apertura verde a la ciudad

Pamplona - Una apertura de la universidad, por primera vez desde 1990, a la ciudad. El Gobierno de Navarra adoptó ayer, en su sesión de Gobierno, un acuerdo de convenio interadministrativo de colaboración urbanística con el Ayuntamiento de Pamplona y con la Universidad Pública de Navarra (UPNA) que reordenará terrenos del centro académico, en concreto, del campus de Arrosadia.

La institución académica se hace así con parcelas dotacionales de suelo del Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal (PSIS), que por el momento -las zonas nuevas- alcanzan casi 30.000 m2,, y del que desde 1990 se reservaba para futuras necesidades de desarrollo del campus. De este modo, los nuevos terrenos corresponden a, por un lado, el interior de las confluencias de las calles Sadar y Cataluña y río Sadar, con unos 23.000 m2; y por otro, a la esquina entre las calles Cataluña y Tajonar, de unos 5.000 m2 de parcela dotacional con fines educativos.

La finalidad de este convenio es, por un lado, materializar unos límites adecuados entre la ciudad y el ámbito destinado a la UPNA, informó el Ejecutivo en una nota. En concreto, se trata de las unidades C-2, C-3 y parte de la C-1 y la U-1 del PSIS, y parte del SO-1 de la UI XIX del Plan Municipal de Pamplona.

las nuevas edificaciones En el terreno de la calle Sadar y a día de hoy con naves quemadas y medio derruidas, se ha concretado el derribo de estas construcciones a lo largo de 2019. Entre las propuestas de planificación a futuro, no detalladas, se encuentran un centro de divulgación, un jardín botánico y el dibujo de una apertura a la ciudad -hacia el parque Orfeón Pamplonés y plaza Góngora- con un diseño verde o ecológico simulando edificios académicos internacionales respetuosos con el medio ambiente y punteros en I+D.

En cuanto al segundo tramo de suelo, en el entorno de la rotonda de la calle Tajonar y donde hoy se ubica Transportes Iruña, se ha ideado -aunque aún sin planificación ni proyecto- un edificio de investigación y desarrollo en confluencia con el centro tecnológico Naitec (situado al lado) y con la posible futura construcción de edificios de robótica e inteligencia artificial previstos, a erigirse en dos fases, dentro de un Polo de Innovación Digital sito entre Lezkairu y UPNA -anunciado el pasado diciembre, pero sin proyecto ni dotación económica por el momento-.

En 1989 el Gobierno de Navarra aprobó el Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal (PSIS) para implantar la UPNA, con una superficie de actuación de 238.189 m2. Posteriormente, en 1990, el Ejecutivo foral aprobó el PSIS del campus, con una reserva suficiente de suelo para futuras necesidades de desarrollo. - P.S.S.