El Gobierno ha convocado en 4 años 2.469 plazas de Salud y Educación

Barkos remarca los 1.265 puestos sanitarios frente a los 145 del Ejecutivo anterior
Un total de 1.204 empleos nuevos de docentes entre las pruebas de 2016 de maestro y 2019 de Secundaria

08.02.2020 | 20:46
Aspirantes a una plaza de enfermería, momentos antes de comenzar el concurso oposición u OPE (Oferta Pública de Empleo), convocada por el SNS-O, en marzo de 2018.

La presidenta, Uxue Barkos, remarca los 1.265 puestos sanitarios frente a los 145 del Ejecutivo anterior. Un total de 1.204 empleos nuevos de docentes entre las pruebas de 2016 de maestro y las de 2019 de Secundaria.

Pamplona - La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, aseguró que la previsión del Ejecutivo es "mantener la senda iniciada con ambición" y "tener la capacidad de revertir los recortes y la falta de estabilidad" en las plantillas de los diferentes departamentos, especialmente en Educación y Salud.

De este modo lo manifestaba ayer, en el Parlamento foral, en respuesta a una pregunta formulada en el pleno por la parlamentaria de I-E Marisa de Simón sobre las previsiones de crecimiento y estabilidad en las plantillas de los departamentos de Educación y Salud.

Tras indicar que los números "hablan claramente", recordó que el actual Gobierno de Navarra ha convocado un total de 1.265 plazas de personal sanitario en OPE durante esta legislatura -sin contar las dependientes de la dirección general de Función Pública-, frente a las 145 que el Ejecutivo anterior sacó en su último mandato.

Cumpliendo con la ley de estabilidad presupuestaria, Barkos destacó que también ha ido a Oferta Pública de Empleo el 100% de las plazas que se podían convocar. Según señaló, la estrategia del departamento de Salud ha consistido en consolidar aquellas plazas que, siendo estructurales, era necesario mantener, y en ocupar vacantes dentro de la plantilla orgánica.

Al comienzo de la legislatura, según señaló la presidenta del Gobierno, había un número elevado de plazas vacantes que estaban sin cubrir y de contratos estructurales -muchos de ellos habían superado el plazo máximo de 5 años de duración que establece función pública-, y "no se habían organizado convocatorias de OPE que permitieran estabilizar la plantilla". Así, "en el periodo 2016-18 se han consolidado 513 plazas, de las cuales el 61% es personal sanitario", expuso Barkos, y entre el restante, se encuentra personal de servicios generales (trabajadores contratados para la internacionalización de cocinas o personal del servicio de limpieza del CHN, entre otros).

Educación En cuanto al departamento de Educación, la presidenta del Ejecutivo foral recordó que se ha convocado un total de 1.204 plazas en cuatro convocatorias, desde la de Primaria en 2016; la de Secundaria, Formación Profesional e Inspección en 2018; y la del Cuerpo de Maestros de este próximo junio. De igual modo, Barkos señaló que en estos momentos se trabaja en una propuesta para no rescindir los contratos a final de curso al personal docente interino cuando se estén cubriendo puestos que no se cubran por oposición, para estabilizar las condiciones laborales del interino y para la continuidad de los proyectos educativos de los centros.

Por su parte, Nekane Oroz, directora general de Universidades y Recursos Educativos, durante la presentación de una campaña el martes se refería, en estos términos, a la reversión de los recortes realizada durante la legislatura. En concreto, a la bajada de la ratio a 25, tanto en la pública como en la red concertada, así como a la reducción de dos horas de docencia directa en Infantil y Primaria que ha permitido la contratación de 136 docentes más, medida que llegará a Secundaria el próximo curso escolar y para la que "se ha aumentado la partida presupuestaria correspondiente". Esta subida supondrá a las arcas públicas aplicar una reducción de docencia directa y la contratación de 351 docentes en Secundaria.

En otro orden de cosas, la comisión parlamentaria de Presidencia aprobó el miércoles una moción por la que se insta al Gobierno de Navarra a procurar unas condiciones laborales "más dignas" al personal no docente adscrito al departamento de Educación que ocupa puestos de trabajo de fisioterapia, enfermería y cuidador de alumnado con necesidades especiales. La moción, que salió adelante con el apoyo de EH Bildu, Podemos-Orain Bai, PSN e I-E y las abstenciones de UPN, GBai y PPN, emplaza al Ejecutivo foral a "presentar una nueva resolución que regule una jornada laboral no superior a 8 horas diarias y una pausa diaria de 30 minutos de descanso del personal". Además, pide que se incluya una "limitación del horario de atención directa al alumnado y una reserva de espacios horarios para las tareas de coordinación el seguimiento del alumno". - D.N./Agencias