Investigados dos porteros de un local por lesionar a varios clientes

La Policía Nacional ha recibido seis denuncias contra personal de una discoteca de Pamplona

08.02.2020 | 21:39
Personal de seguridad controla el acceso a un local de ocio nocturno.

PAMPLONA - La Policía Nacional ha tomado declaración en calidad de investigados a dos porteros de una discoteca del centro de Pamplona por su presunta participación en seis delitos de lesiones cometidos contra clientes del local, que denunciaron que fueron víctimas de trato degradante o llegaron a ser golpeados. Los agentes identificaron a otros tres trabajadores de la misma discoteca por su relación con estos hechos.

La investigación se inició a finales del año pasado, tras la interposición de una denuncia ante la Policía Nacional en Pamplona por agresión física y trato degradante, según informó ayer la Jefatura Superior de Policía de Navarra. La víctima apuntaba como presuntos autores de la agresión al personal de seguridad de la discoteca Indara, situada en los fosos de la Ciudadela. Posteriormente se recibieron nuevas denuncias, en total seis, lo que desencadenó una investigación más profunda por parte de los agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial.

Los denunciantes afirmaban que eran expulsados de la discoteca sin ningún motivo justificado y de forma degradante, llegando a ser trasladados "en volandas" hasta el exterior, incluso siendo agredidos de forma directa con puñetazos o inmovilizaciones por el cuello, hasta el punto de quedar sin conocimiento, señalaron las mismas fuentes. Esta información proveniente de las víctimas fue contrastada con el Grupo de Seguridad Privada de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Pamplona, unidad competente para el control de establecimientos y personal relativo a seguridad privada en todos sus ámbitos.

Una vez realizadas las gestiones de investigación oportunas por parte de Policía Nacional y tras haber conseguido identificar a los presuntos autores de las agresiones, se procedió a su localización. Como resultado del operativo establecido, finalmente fueron identificados cinco porteros, de los cuales dos de ellos fueron oídos en declaración como investigados, no detenidos. Todo lo actuado fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Pamplona.

Desde la gerencia de la discoteca se manifestó ayer que "tras tener conocimiento de las denuncias, hemos tomado medidas y el personal que está siendo investigado no va a trabajar hasta que se esclarezca lo ocurrido. Nosotros somos los máximos interesados en que nuestro personal de seguridad preste el mejor servicio posible a nuestros clientes. Siempre hemos colaborado plenamente con todos los Cuerpos policiales".