La Comunidad Foral sigue trabajando para fomentar el retorno de los emigrados

El Gobierno resalta la importancia también de la labor en red más allá de Bruselas

08.02.2020 | 22:25
La consejera Ana Ollo y Mikel Irujo, durante su comparecencia de ayer.

Pamplona - Ana Ollo recordó el trabajo del Ejecutivo por intentar revetir el éxodo económico de la crisis con la estrategia Next y puso en valor ademas que "la apertura de Navarra no se limita sólo a Bruselas sino también a las regiones vecinas" en referencia a la Eurorregión Navarra-CAV-Nueva Aquitania, cuya presidencia corresponde en estos momentos a la Comunidad Foral desde junio del año pasado hasta 2020. Se trata de un territorio, ha valorado, "de casi nueve millones de habitantes, con más de medio millón de empresas, que ha traído importantes beneficios a Navarra con proyectos de movilidad transfronteriza, intercambios de profesorado y alumnado, o convocatorias de ayudas a proyectos en las que se han beneficiado más de 40 operadores navarros".

Además, señaló que el Ejecutivo foral ha impulsado su participación en la Comunidad de Trabajo de los Pirineos que la conforman los territorios, a un lado y otro de los Pirineos, pertenecientes a Nueva Aquitania, CAV, Aragón, Andorra, Cataluña y Navarra; así como en la Conferencia Atlántica Transpirenáica. Finalmente, recordó la Estrategia Next, impulsada por su Departamento, basada en tres ejes. Una de comunicación y conexión de la ciudadanía navarra en el exterior "con el fin de mantener el sentimiento de pertenencia a Navarra", un segundo de retención y retorno del talento que persigue "facilitar el regreso voluntario a Navarra y evitar la salida involuntaria fuera de la Comunidad" foral"; y un tercer eje encaminado a fomentar la cooperación de la ciudadanía navarra en el exterior.

la diáspora navarra Recientemente tuvo lugar un evento, impulsado por el departamento de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, que pretendía presentar los planes diseñados por el Gobierno de Navarra para tejer una red de conexiones con la comunidad en el exterior, compuesta por más de 10.000 personas, con el objetivo de facilitar su retorno, si así lo desean, y aprovechar sus valiosos conocimientos de cara a la internacionalización de las empresas y organizaciones de la Comunidad foral. La jornada evidencio que, más allá de ambiciones profesionales o el deseo de salir a conocer el mundo, la ciudadanía navarra fuera del Estado comparte una sólida ligazón con su tierra natal de la que no se saca el suficiente provecho en la actualidad. Hay dificultades para dimensionar la comunidad de navarros residentes en el extranjero. Según el Censo Electoral de Residentes Ausentes, sumarían 26.815 personas, mientras que el Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero habla de 9.840 personas nacidas en Navarra que viven fuera del país, de ellos casi la mitad jóvenes. La última encuesta cualitativa detallaba que el 52% de la ciudadanía navarra en el extranjero está formada por mujeres y el grupo de edad más numeroso está situado por encima de los 64 años, franja que representa el 43,81% del total. En todo caso, la propia consejera del departamento, Ana Ollo, manifestó en ese acto que la intención del Ejecutivo de "mejorar la relación" con la ciudadanía en el exterior conscientes de que, que dicha comunidad tiene "un gran valor para Navarra", dijo entonces. - D.N.