Muere un artajonés de 47 años en una colisión frontal en la N-121, en Olite

Rafael Larrea Alzórriz falleció en el lugar y dos jóvenes resultaron heridos

09.02.2020 | 02:07
Un Seat Arona y un Volkswagen Golf GTI se vieron implicados en el choque frontal en la N-121.

pamplona - Rafael Larrea Alzórriz, vecino de Artajona de 47 años de edad, falleció ayer por la noche tras sufrir un accidente de tráfico en el kilómetro 39,600 de la N-121, en el término municipal de Olite.

Larrea perdió la vida en una colisión frontal en la que se vieron implicados un Seat Arona y un Volkswagen Golf GTI. El vecino de Artajona conducía, al parecer, el primer vehículo y, según apuntaron las primeras investigaciones de la Policía Foral, colisionó contra el otro turismo, que circulaba en sentido contrario y podía estar realizando una maniobra de adelantamiento. Este extremo deberá ser ratificado por el atestado de tráfico que elabore el cuerpo autonómico.

Efectivos de bomberos de los parques de Tafalla y Peralta tuvieron que desatrapar a las tres personas que se encontraban dentro de los dos turismos siniestrados. Al lugar de los hechos también se desplazaron una ambulancia convencional y dos medicalizadas, donde trataron de estabilizar a Larrea, único ocupante del Seat, antes de trasladarlo al hospital, aunque acabó falleciendo en el lugar.

Además, los dos ocupantes del Volkswagen, un vecino de Pamplona de 23 años y una joven de Mutilva de 21, resultaron heridos en el impacto. El pamplonés, que conducía el Golf, fue trasladado en ambulancia medicalizada al Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) con heridas de gravedad en uno de los brazos. Asimisimo, la joven, cuyas heridas no revestían gravedad según las primeras atenciones, también fue hospitalizada.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron también patrullas de Seguridad Ciudadana de la comisaría de Tafalla, de Seguridad Vial de la comisaría de Pamplona y Atestados de la comisaría de Tudela.

cuarto fallecido en accidente vial En lo que va de año otros tres hombres han perdido la vida en las carreteras navarras a causa de accidentes de tráfico. El último suceso mortal ocurrió la semana pasada, el 11 de marzo, cuando un motorista de 39 años de edad y vecino de Ansoáin falleció al colisionar frontalmente contra un vehículo que circulaba en sentido opuesto en la NA-2040, en el término municipal de Oroz-Betelu.

También, el pasado 6 de marzo, un vecino de Roncal de 24 años falleció tras dos días en la UCI después de accidentarse en Isaba al salir de la carretera y chocar contra un árbol en la NA-137.

Así, el primero de los accidentes que se cobró una vida fue el pasado 6 de enero, cuando un milagrés de 41 años falleció en un accidente de tráfico en el centro de Cadreita al estrellar el coche que conducía contra la fachada de una vivienda.