La Asamblea Antipolígono exige el fin del ejercicio ‘Sirio’

Algo más de un centenar de personas se congregaron ayer en la plaza de los Fueros para reclamar unas Bardenas “para la paz”

09.02.2020 | 02:21
Asistentes a la concentración de ayer en Tudela.

Tudela - Algo más de 100 personas secundaron ayer en Tudela la concentración convocada por la Asamblea Antipolígono en la plaza de los Fueros, en la que se volvió a pedir el desmantelamiento del Polígono de Tiro de Bardenas y el cese de las maniobras con fuego real, coincidiendo con el ejercicio Sirio que durante estos días tiene lugar en la zona del acuartelamiento. Los portavoces de la asamblea, Eduardo Navascués y Milagros Rubio, pidieron la lectura del comunicado que las instituciones adopten "posiciones firmes más allá de las declaraciones en contra del polígono".

En concreto, reclamaron que es hora de que el Gobierno de Navarra estudie su planteamiento de un Plan de Reindustrialización y de financiación para los Ayuntamientos con el fin de que las entidades locales no dependan económicamente del canon de Defensa por el uso de la instalación militar. Además, exigieron al gobierno estatal que derogara el decreto de Aznar por el que el área del polígono fue declarada Zona de Interés para la Defensa. "Ya es hora de que lo preferente seamos las personas, nuestra seguridad, nuestro medioambiente y la paz", rezaba el manifiesto.

Más críticas Además de la Asamblea Antipolígono, otras entidades han mostrado durante estos días su rechazo al ejercicio Sirio, el más importante para el Ejército del Aire en este 2019. Ecologistas en Acción incidió en que estas maniobras militares se llevan a cabo coincidiendo con el inicio de la época de cría de muchas de las especies que habitan el territorio bardenero. La organización criticó además las recientes jornadas de divulgación organizadas por la Comunidad de Bardenas, que calificaron de un "lamentable intento por vender una imagen sostenible de la gestión" con ponencias que estuvieron "llenas de autobombo y carentes de toda crítica".

Por otro lado, el sindicato ELA también rechazó las maniobras en un comunicado, solicitando "el desarrollo de todas las acciones políticas y jurídicas necesarias" para "retirar la cesión de Bardenas para uso militar y su devolución para uso y disfrute de la ciudadanía navarra". Asimismo, el sindicato consideró que el anuncio de la subida del canon que paga el Ministerio de Defensa "no es una buena noticia" porque "aumenta la dependencia de las 22 entidades congozantes y dificulta más el desmantelamiento de la instalación. Recordaron además que tras las maniobras militares se esconde el "vergonzoso negocio" de la compra-venta de armamento y la "promoción de la cultura de la guerra causante de muertes, éxodos y hambre provocados por conflictos en todo el mundo". - Mikel Arilla