Alergias primaverales

Salud Decálogo para superar los síntomas y reducir el contacto con el polen

09.02.2020 | 02:37
Consultar al médico o farmacéutico es esencial para prevenir. cedida

Diario de Noticias

El invierno ha llegado a su fin. Nos preparamos para dar la bienvenida a la primavera, estación en la que las temperaturas ascienden, el frío poco a poco desaparece y disfrutamos de nuevos colores, olores y sensaciones. Sin embargo, para muchos, esta estación es sinónimo de astenia y/o de alergia primaveral al polen.

El polen es la partícula que emiten las plantas con flores masculinas para fecundar a las femeninas, pasando de unas a otras a través de los insectos o siendo transportado por el aire en el proceso de polinización. Al entrar en contacto con el organismo es el principal causante de la alergia primaveral.

En España hay unos ocho millones de personas alérgicas a algún tipo de polen según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC). Muchas de ellas no siguen tratamiento ni control médico alguno sufriendo cada primavera, con resignación, sus principales síntomas: estornudos, goteo nasal, picor en los ojos y en la garganta, dolor de cabeza y asma bronquial.

En el tratamiento de cuadros alérgicos el médico y el farmacéutico, como profesionales sanitarios, son quienes mejor pueden controlar los medicamentos empleados. Los descongestivos, corticoides o antihistamínicos, bien por los efectos secundarios que puede conllevar su uso, bien por las interacciones que se pueden establecer con otros medicamentos, requieren un seguimiento farmacoterapéutico.

Diez Consejos

Algunas recomendaciones para reducir el contacto con el polen y así los síntomas de la alergia son:

1.- Emplea humidificadores y aire acondicionado con filtro antipolen.

2.- Evita las actividades al aire libre entre las 5.00 y las 10.00 horas y entre las 19.00 y las 22.00 horas, intervalos en los que la concentración de polen es mayor en la atmósfera.

3.- Refúgiate en espacios cerrados cuando el mapa de pólenes sea alto y, especialmente, en días de mucho viento.

4.- Usa gafas de sol cuando salgas a la calle para evitar que el polen entre en contacto con los ojos.

5.- Mantén las ventanas cerradas en los viajes en coche. Asimismo, cierra las ventanas a primera hora de la mañana y al atardecer, período de mayor polinización.

6.- Dúchate y cámbiate de ropa al volver a casa, ya que el polen puede haberse depositado sobre el pelo y la ropa.

7.- No cuelgues la ropa al aire libre para secarla.

8.- Evita actividades que puedan remover partículas de polen como cortar el césped o barrer la terraza.

9.- No duermas cerca de árboles o plantas.

10.- No tomes medicamentos por iniciativa propia. Consulta a tu médico o farmacéutico más cercano.